Lengua

Inicio General La cultura grecolatina en la Edad Media II

La cultura grecolatina en la Edad Media II

Publicado por Aroa Plaza


Continuamos hoy el tema iniciado en el artículo anterior, que podrás revisar en el siguiente enlace: La cultura grecolatina en la Edad Media. Terminábamos ese artículo hablando de los rastros que la literatura griega dejó en el Imperio Bizantino, ahora veamos cómo se prolongó esa literatura en Occidente.

images

La letras griegas llegan hasta Occidente a través de la lengua latina por medio de la obra de escritores de la talla de Boecio o San Isidoro.

Boecio, que vivió entre los años 480 y 542, escribió unos de los libros con más célebres en la Edad Media, La consolidación de la filosofía. En el libro la filosofía se presenta como una matrona que dialoga acerca de las desgracias que sufre el inocente, refiriéndose a la Providencia, la inconstancia de la fortuna, el alma, la libertad, etc. Vemos en la obra de este escritor profundamente cristiano el reflejo del pensamiento de filósofos como Platón o Seneca.

San Isidoro de Sevilla, nacido en el año 560 y fallecido en el 636, hace un reflexión acerca del pecado, escribe Biografías e hombres ilustres y la Historia de los godos, vándalos y suevos. Aunque su mejor obra es la conocida Etimologías, donde a lo largo de veinte libros, San Isidoro aglutina todo el conocimiento de aquella época obtenido en las páginas de los libros de los sabios clásicos y cristianos.
La cultura grecolatina encontró en los monasterios grandes aliados para su conservación.

En la segunda mitad del siglo VI, San Gregorio el Grande da forma al pensamiento del Medievo. En su obra Diálogos se puede leer la vida de algunos santos, como por ejemplo la de San Benito, quien llevó a cabo una magnífica labor de conservación y difusión de la cultura clásica.

El latín se convirtió en lengua de cultura mientras las lenguas romances van desarrollándose durante toda la Edad Media. La cultura se atesorará en esta época en las copias manuscritas de los monasterios escritas en latín. La Iglesia es pues defensora de la lengua latina conservándola como lengua sagrada.

Es a mediados del siglo XI cundo Aristóteles cobra especial importancia gracias al mundo musulmán y a la escuela de traductores liderada por Alfonso X el Sabio, que iniciará el camino hacia el Humanismo. Alfonso X en su Grande e general estoria asombra al lector con el influjo de la Metamorfosis de Ovidio. En aquella época esa obra era considerada una Biblia de los paganos y Alfonso X se dedica a dar un tono realista a una obra que poseía una gran fantasía. El rey sabio también fija su mirada en otro clásico como es Plinio, del que extrae numeroso conocimientos acerca de las ciencias naturales.

En el siglo XIII se fundan las primeras Universidades, que tuvieron su antecedente en las escuelas urbanas, lugares donde durante todo el siglo XII se había realizado numerosas traducciones, así como una gran labor de compilación. Pensemos, por ejemplo en la obra Summa de Santo Tomás.

Durante el siglo XIII, en cuanto a la revalorización y pervivencia de la cultura clásica hemos de destacar la figura de Dante, quien a través de su obra transmite de forma prodigiosa tod lo que fue la cultura grecolatina.

Categorías: General