Lengua

Inicio Gramática Complemento indirecto

Complemento indirecto

Publicado por Pablo

En el predicado de la oración se pueden encontrar dos elementos básicos: uno es el verbo, que actúa como insustituible núcleo del predicado; el otro son los diversos complementos que reciben esa acción verbal o añaden información sobre la misma. Uno de esos complementos es el indirecto, y de él vamos a hablar en este artículo.

cindirecto.jpg

El complemento indirecto también se puede llamar objeto indirecto, y se puede definir como el elemento de la oración que recibe la acción del verbo en segundo lugar, o lo que es lo mismo, que recibe esa acción una vez que ésta ha pasado ya por las manos del complemento directo, que es el primero en la escala jerárquica de los complementos del verbo.

Puede darse el caso en que una oración contenga un complemento indirecto y sin embargo carezca de complemento directo. Hemos de decir que estos son los casos más raros, porque cuando aparece el indirecto suele ser acompañando al directo, pero en cualquier caso puede pasar. En esos casos, decimos, es el complemento indirecto el primero en recibir la acción verbal, pasando a ser el complemento de mayor importancia.

Veamos un ejemplo de complemento indirecto más complemento directo:

Lleva estas fotocopias al departamento de contabilidad

Y otro ejemplo de complemento indirecto sin complemento directo:

La llegada de las fotocopias agradó mucho al departamento de contabilidad

En el primer caso, “las fotocopias” es el complemento directo, el primer paso de la acción verbal, mientras que “al departamento de contabilidad” es el complemento indirecto. En el segundo ejemplo no hay complemento directo, pues “las fotocopias” han pasado a formar parte del sujeto y el predicado ha quedado huérfano de su objeto directo. En este caso, el complemento indirecto, que sigue siendo “al departamento de contabilidad”, actúa como primer receptor de la acción verbal.

El complemento indirecto se confunde con frecuencia con el directo. Unas recetas para evitar esta confusión son las siguientes:

-El complemento indirecto nunca puede carecer de preposición (que siempre es “a” o “para”) que lo inicie; el directo sí.
-El complemento indirecto no varía de función ni de cometido si la oración se convierte en pasiva; el directo en cambio se convierte en complemento agente cuando esto pasa.
-El complemento indirecto puede duplicarse con un pronombre átono sin alterar el orden de los elementos de la oración (“llévaLE estas fotocopias al departamento de contabilidad”); mientras que el directo no puede hacerlo.

Categorías: Gramática