Lengua

Diminutivos

Publicado por Pablo

Los diminutivos son un tipo particular de afijo que se utiliza para alterar el significado original de una palabra, añadiendo un matiz que normalmente tendrá que ver con el tamaño pequeño o pequeña importancia de la misma, o bien para expresar una sensación subjetiva de cariño hacia ella, o bien transmitir un connotación despectiva hacia ella.

diminutivos.jpg

La lengua española es rica en diminutivos, que aplica a la mayoría de las veces a sus sustantivos y a sus adjetivos, y más raramente -aunque no tanto en algunas zonas de América Latina- a sus adverbios.

Los diminutivos terminados en “ito” o “ita” son los más numerosos y los más utilizados. Se construyen agregando esas terminaciones a la raíz de la palabra original, aunque con algunas normas:

tonto > tontito
guapo > guapito
suave > suavecito (y no suavito)

Los diminutivos terminados en “ico” o “ica” se utilizan de forma idéntica a los anteriores, pero son menos comunes entre los hispanohablantes. Se utilizan, fundamentalmente, en la mitad oriental de España (Andalucía, La Mancha, Aragón, Navarra, Murcia y la Comunidad Valenciana), así como en algunos países del Caribe (Venezuela, República Dominicana, Costa Rica, Colombia y Cuba). Hay no obstante una diferencia entre ambos ámbitos: mientras en España se utiliza como sustituto de “ito” (es decir, que allí donde se utiliza “ico” no no se emplea “ito”, y viceversa), en el Caribe ambas formas se utilizan a la vez (“ico” en aquellas palabras que terminan en “to”, como “gato”).

Los diminutivos terminados en “illo” o “illa” se utilizan casi exclusivamente en Andalucía, y en mucha menor medida en algunas zonas de América. Tiene la particularidad de no expresar connotaciones afectivas de ningún tipo, algo que sí hacen los ejemplos anteriores (“tengo un problemilla” o “es guapillo” significa “tengo un problema pequeño” y “es algo guapo”, nada más).

Los diminutivos terminados en “ete” o “eta” se utilizan casi exclusivamente en Cataluña y en la Comunidad Valenciana (también en La Mancha y en otros lugares, pero en mucha menor medida), y tienen un carácter algo más informal (“¿vas con tus amiguetes?”).

Los diminutivos terminados en “ín” o “ina” se utilizan casi exclusivamente e Asturias, Castilla y León, Madrid, Extremadura y Andalucía Occidental, siendo en general otro sustitutivo para “ito” e “ita” (“chavalín”, “pelín”)

Los diminutivos terminados en “uco” o “uca” se utilizan casi exclusivamente en Cantabria, aunque de forma muy extendida. Al contrario de lo que sucedía con “illo” e “illa”, este diminutivo sí transmite mucha carga de afecto cuando se emplea.

Categorías: Adjetivos, Adverbios, Gramática, Partículas