Lengua

Inicio Gramática, Sintaxis El núcleo del sintagma nominal: el pronombre II

El núcleo del sintagma nominal: el pronombre II

Publicado por Aroa Plaza


En el artículo de ayer, El núcleo del sintagma nominal: el pronombre, empezamos a hablar del tema que también nos ocupa hoy. Hicimos una revisión de la definición de pronombre e iniciamos la clasificación de esta clase de palabra, estudiamos los pronombres personales y los posesivos. Ahora prosigamos:

images871V6LG8

3. Pronombres demostrativos.

Los pronombres demostrativos son aquellos que se emplean para realizar una situación espacial o temporal de lo nombrado. La referencia de la que se parte para su utilización son las personas gramaticales, así: Los demostrativos este, esta, esto, estos y estas se emplean cuando lo nombrado se encuentra en el ámbito de la primera persona; las formas ese, esa, eso, esos y esas se sitúan en el ámbito de la segunda persona y aquel, aquella, aquello, aquellos y aquellas se usan cando lo nombrado se halla fuera del ámbito de las otras dos personas. La situación temporal puede ser de dos clases: en la sucesión cronológica o en la sucesión del discurso. La oposición se realiza entre lo cerca o lo lejos que se sitúe en el tiempo o en el propio texto.

4. Pronombres indefinidos.

A diferencia que el resto de los pronombres, los pronombres indefinidos no identifican cosas o personas sino que proporcionan una información indeterminada sobre algo o alguien. Algunos de ellos son: bastantes, pocos, muchos, algunos, un, cualquiera, otro, cierto, más, meno, varios, etc.
Los pronombres indefinidos pueden ser de dos tipos:

a) Cuantificadores: cuantifican de manera imprecisa. Por ejemplo, demasiados.
b) Identificadores: identifica de modo vago. Por ejemplo, otro.

Respecto a la forma de los indefinidos encontramos las siguientes variantes:

– Indefinidos que poseen morfemas de género y número. Por ejemplo, alguno/a/os/as.
– Indefinidos que poseen morfemas de género pero no de número. Por ejemplo, ambos/as.
– Indefinidos que poseen morfemas de número pero no de género. Por ejemplo, bastante/s.
– Indefinidos que no poseen morfemas de género ni de número. Por ejemplo, menos.

5. Pronombres relativos.

El significado de estos pronombres depende del antecedente de la proposición principal, aunque también puede estar presente en oraciones subordinadas en las que no hay antecedente, como por ejemplo en Quien con niños se acuesta, mojado se levanta. Todos los pronombres relativos son un relacionante que posee una función doble; por un lado, sirve como enlace y, por otro, realiza la función sintáctica que le corresponda según la proposición. Los relativos son los siguientes:

– Que: se emplea para personas cosas o animales: La chica que está ahí es mi hermana.
– Quien: se emplea para personas: Mi primo, quien ha llegado hoy, vendrá con nosotros.
– Cual: al igual que “que” se emplea para personas, cosas y animales, pero a diferencia de aquel va precedido de artículo: Iré a ver a mi tío, el cual vive en el campo.

6. Pronombres interrogativos.
Guardan relación con los relativos, pero se distinguen de ellos en que son siempre tónicos y no poseen un antecedente. Sus formas son:

– Quién: se utiliza para preguntar acerca de personas: ¿Quién se ha comido todo el pastel?
– Qué: se emplea para preguntar sobre cosas y animales: ¿Qué has comprado?
– Cuál: se usa para preguntar por personas, cosas o animales: ¿Cuál es tu color favorito?
– Cuánto: se emplea para preguntar por el grado o la cantidad: ¿Cuántos años cumples?

Categorías: Gramática, Sintaxis