Lengua

Inicio Adjetivos, Gramática Los grados del adjetivo (II)

Los grados del adjetivo (II)

Publicado por Aroa Plaza


En artículo anterior comenzamos a exponer el tema de los grados del adjetivo, vimos cómo el adjetivo puede expresarse en tres grados: el positivo, el comparativo y el superlativo. Como ya señalamos en el post anterior, que puedes consultar pinchando aquí, el grado positivo no posee ninguna marca, pero el comparativo y el superlativo sí ofrecen distintas posibilidades de formación. Por esto, hoy vamos a centrarnos en estos dos grados:

untitled

– El grado comparativo.

Como ya sabemos, cuando empleamos el grado comparativo lo que estamos haciendo es relacionar dos elementos que poseen la misma cualidad o cualidades diferentes marcando si la relación habida entre esos dos elementos es de igualdad, de superioridad o de inferioridad.

Existen dos maneras de expresar el grado comparativo: la analítica y la sintética. Veamos:

a) Forma analítica.

Para la formación del comparativo analítico existen una serie de construcciones específicas. Este es el modo más empleado en el idioma español y se construye de la siguiente manera: un adverbio comparativo más un adjetivo en grado positivo seguido de la conjunción “que” y el segundo término de la comparación. En el caso de que el segundo de la comparación tenga un carácter numérico, en lugar de “que” se empleará la preposición “de”. El adverbio será la palabra responsable de expresar el tipo de comparación: cuando esta sea de superioridad se empleará el adverbio “más”, si es de inferioridad se usará el adverbio “menos” y si es de igualdad se empleará “tan”, teniendo en cuenta que en este último caso el segundo término de la comparación se introduce con “como”.

b) Forma sintética.

Esta es una forma heredada del latín y con un uso limitado en español. Algunas de estas formas son: Peor, mejor, mayor, menor, posterior, etc. Y siempre se encuentran antecediendo a la conjunción “que”.

– El grado superlativo.

Con ese grado el hablante intensifica el significado del adjetivo y podemos señalar dos tipos de superlativos teniendo en cuenta su significado:

1. El superlativo absoluto manifiesta la cualidad expresada por el adjetivo en su más alto grado sin ponerlo en relación con ningún otro elemento: Es la más guapa.

2. El superlativo relativo que al igual que el absoluto manifiesta la cualidad expresada por el adjetivo en su más alto grado, pero relacionándolo con otros elementos de la misma clase: Es la más guapa de la casa.

A semejanza del grado comparativo, el grado superlativo puede presentarse en forma analítica y en forma sintética:

a) Forma analítica.

La forma analítica del superlativo absoluto se construye con un artículo seguido de “más” y un adjetivo.

La forma analítica del superlativo relativo se crea con un artículo seguido de “más”, un adjetivo y la preposición “de”.

b) Forma sintética.

Para la forma sintética del grado superlativo también existen dos formas:

– Mediante el uso de prefijos como hiper-, super-, re-, archi-, entre otros.

– Por medio de la adición de los sufijos -ísimo, procedente de la lengua romance, y -érrimo, de origen latino. En ocasiones, al añadir el sufijo, este puede producir variaciones en la raíz o lexema del adjetivo.

Ambas construcciones cuentan con una productividad en la lengua española.

Categorías: Adjetivos, Gramática