Lengua

Inicio Gramática Usos del se

Usos del se

Publicado por Pablo

El pronombre personal “se” es uno de los más utilizados en la lengua española, básicamente, porque es el más prolífico dinámico. “Se” es utilizado en multitud de ocasiones, y en este artículo vamos a tratar de recogerlas todas. Son los llamados “usos del SE”.

“Se” como sustituto de “le” o “les”
El pronombre “se” se puede utilizar como sustituto de “le” o “les” cuando éstos actúan como complemento indirecto, siempre y cuando le siga de forma inmediata un pronombre como “lo”, “la”, “los” o “las” en función de complemento directo. Por ejemplo:

usosdelse

Le di las llaves» Se las di

“Se” como reflexivo
Se puede utilizar como complemento directo y como complemento indirecto, siempre que su referente coincida con el sujeto, es decir, siempre que el sujeto haga y reciba la acción verbal. Por ejemplo:

La chica se peina
El chico se corta el pelo

“Se” como intensificador del verbo con valor dativo
En construcciones transitivas e intransitivas, a veces el pronombre reflexivo tiene el único valor de intensificar o potenciar el significador del verbo. Se usa a menudo para añadir matices significativos, aunque no siempre precisos y bastante dependientes del contexto. Por ejemplo:

Se comió tres platos
Se fue nada más llegar

“Se” con valor recíproco
Similar al reflexivo, excepto que en este caso lo que se intenta remarcar es que dos sujetos realizan la acción entre ellos o de uno hacia el otro. Por ejemplo:

José y María se quieren mucho
Pedro y Maribel se escriben cartas a menudo

“Se” con valor pronominal
Un verbo pronominal es básicamente aquél que exige siempre la presencia de un pronombre reflexivo, de forma que no puede aparecer sin él. Estos verbos suelen llevar complemento de régimen, y aquí el pronombre “se” puede aparecer -o no- adjunto al propio verbo. Por ejemplo:

Prohibido sentarse en el césped
A pesar de la prohibición, Juan se sentó en el césped

“Se” impersonal
En las oraciones impersonales, “se” es el elemento que remarca la impersonalidad. No tiene ninguna otra función, y su uso es fácilmente distinguible ya que este tipo de oraciones suelen ser unimembres. Por ejemplo:

En este ciudad se vive bien
En este restaurante se come de maravilla

“Se” en pasiva refleja
Pueden confundirse con las anteriores, pero la mayor diferenciación es que estas oraciones son bimembres y cuentan con sujeto y predicado. El uso del “se” incrementa el significado pasivo del verbo. Por ejemplo:

En los círculos más cercanos al Presidente se comenta que la nueva ley está lista para ser promulgada

Categorías: Gramática