Lengua

Inicio Literatura Edipo Rey

Edipo Rey

Publicado por Lourdes

En el artículo de hoy podrás leer el argumento de una de las mejores obras del autor griego Sófocles.

El protagonista de la historia es Edipo, el rey de Tebas, ciudad que se encontraba bajo una epidemia de peste. Por esta razón, decidió acudir al oráculo de Delfos y preguntarle si había solución y cómo llegar a ella. La respuesta no se hizo esperar, y es que esa epidemia era nada más y nada menos que a un castigo divino por no haber vengado el asesinato del antiguo rey de Tebas, Layo.

Edipo

Por esta razón, Edipo decidió contar a todo el pueblo que el asesino y el cómplice no serían ejecutados, sino que se le obligaría a exiliarse nada más, todo con el objetivo de que el problema se resolviera cuanto antes. Además, si algún viandante contara cualquier cosa en relación a este crimen, sería gratamente recompensado.
Si, por el contrario, no colaboran, el mismo Edipo se encargaría de pedir a los Dioses que los Dioses lo castigara, al asesino y a toda su familia, con la muerte.

Desesperados por la situación, Edipo decide acudir a un adivino llamado Tiresias, sin embargo, éste no tiene intención de decir nada, razón por la cual, acaban enzarzándose en una grave discusión. Automáticamente, Tiresias decide hablar y contar todo lo que sabe diciendo varias argumentos realmente chocantes.

Por un lado, dijo que el propio Edipo era el asesino de Layo, con lo que él mismo tendría que ser castigado con todas las amenazas que sobre éste había hecho.
Por otro, dijo que ha cometido incesto ya que ha mantenido relaciones íntimas con su propia madre, incluso teniendo hijos.
También recalcó que no era extranjero como Edipo solía presumir, sino que era tebano.
Y finalmente vaticinó que éste se quedaría ciego.

Tras todas estas calumnias, Edipo creyó que todo había sido una conspiración entre Tiresias y su cuñado Creonte para conseguir que Edipo dejara de ser rey.

La esposa de Edipo, Yocasta, intentó animarlo diciéndole que ni el oráculo de Tebas ni un adivino acertaban siempre en lo que predecían, ya que dijeron que Layo sería asesinado por su hijo y que éste último se casaría con su madre y en realidad, esto no pasó pues el único hijo que tuvo murió cuando era un bebé y, por lo tanto, no pudo matarlo.

Después, de diferentes versiones de la misma historia por parte de los diferentes personajes, finalmente se descubre que, Edipo fue el hijo de Layo, quien sabiendo la profecía de que iba a ser asesinado por él, decidió dar su hijo a un pastor para que acabara con su vida. Sin embargo, éste sintió pena por el bebé y nunca lo mató. Pasados los años, Edipo mataría en un camino a varias personas, entre ellas al propio Layo, sin saber que era su padre y, poco después, se casó con Yocasta, quien, en realidad, era su madre.

El final de esta tragedia griega culmina con el suicidio de Yocasta tras conocer toda la verdad y el acto de Edipo de arrancarse los ojos para evitar ver toda la realidad sobre la que se había desarrollado su vida.

Categorías: Literatura