Lengua

Inicio Literatura, Poesía Gerardo Diego

Gerardo Diego

Publicado por Aroa Plaza


Hoy, en La Guía 2000, nos adentramos en la poesía de la Generación del 27 a través de la obra de Gerardo Diego, uno de los poetas integrantes de la afamada Generación. Este autor se caracteriza por ser un poeta de temáticas y estilos variados, y así, por ejemplo, junto a poemas de corte tradicional como son el romance o el soneto, hallaremos también incursiones en la poesía de vanguardia a través de la escritura ultraísta o frente a temas religiosos encontraremos otros paganos como la fiesta de los toros.

gd

En el año 1920, Gerardo Diego saca a la luz su libro de poemas El romancero de la novia, que posteriormente se verá incrementado por la inclusión de otros poemas pertenecientes al mismo momento de creación del resto. Entonces se publicará con el título de Iniciales. Los libros que atesoran dentro de sí la poesía vanguardista de Gerardo Diego llegan algunos años más tarde, estos son Imagen, del año 1922, y Manual de espumas, de 1924. El primero se enmarca dentro de la corriente ultraísta, mientras que el segundo responde a los cánones creacionistas. En esta época, al escritor le preocupa fundamentalmente la construcción de la imagen, asunto que se observa en el poema “Gesta”, que Gerardo Diego dedica al fundador del creacionismo Vicente Huidobro.

Después de estas exploraciones en el campo de las vanguardias, Diego retorna a las formas y contenidos tradicionales y publica Versos humanos en el año 1925. Esta es una obra en la que Gerardo Diego exprimió al máximo su genialidad en poemas como “Al ciprés de Silos” o “Brindis”. Además, el autor dejó en sus textos la huella de los lugares que habitó, como vemos en el libro que lleva por título Soria, ciudad en la que Gerardo Diego pasó algún tiempo. A este libro pertenece el popular “Romance del Duero”.

De 1941 es el libro que según el propio autor contiene en sí más poesía, Alondra de verdad, y en 1953, aparece el llamado Biografía completa, donde se nos presenta una lista de autores que guardan relación con Gerardo Diego como César Vallejo, Vicente Huidobro, Pedro Salinas, Victoriano Crémer o Leopoldo Panero.

Al igual que el resto de los poetas del 27, Gerardo Diego es también amante del folklore y, especialmente de las corridas de toros. Este tema aparece en muchos de los poemas escritos por este autor que no vieron la luz hasta el año 1963 cuando se publicó el libro que contiene estos y otros poemas escritos a lo largo de un amplio periodo de tiempo, hablamos del libro titulado La suerte o la muerte.

Como ya hemos apuntado anteriormente, Diego es también un poeta religioso. Este tema se halla diseminado a lo largo de toda su creación, pero si tenemos que elegir una obra en la que se manifieste de forma más clara, quizá esta sea Cementerio civil, del año 1972.

Por otro lado, también es merecedora de atención la intervención del poeta en la celebración del tercer centenario de la muerte del escritor Luis de Góngora, donde el autor refleja su ironía y su especial sentido del humor.

Categorías: Literatura, Poesía