Lengua

Lexemas

Publicado por Lourdes

Dentro del ámbito de la Lengua, hay una ciencia que se encarga concretamente de estudiar en qué partes se puede componer una palabra lingüísticamente hablando o, dicho de otra manera, cuál es la estructura interna de una palabra. Esta ciencia es la morfología.
Pues bien, la morfología considera que las dos partes en las que se puede componer una palabra son los lexemas y los morfemas.

En esta ocasión nos vamos a centrar en los lexemas. El lexema es la parte de una palabra que no varía y sobre la que se aplican los procesos de formación de palabras como la derivación. Además, es la parte de la palabra que contiene el significado.

Aunque tradicionalmente, el lexema también ha sido conocido por el nombre de raíz, no debería considerarse exactamente así, ya que, el concepto de raíz es más bien evolutivo o formativo cuya definición más exacta sería la de una parte que constituye la palabra que, tenga significado léxico o no, no varía a la hora de realizar cambios de flexión.

En cambio, el lexema, obligatoriamente, debe tener un significado léxico y hay ciertas clases de palabras que no lo tienen, como es el caso de las preposiciones o los adjetivos y pronombre demostrativos.
De esta forma, habrá casos en los que a la parte de una palabra que da el significado la podremos denominar tanto “lexema” como “raíz” como por ejemplo: perr-o (perr- = lexema o raíz), niñ-o (niñ- = lexema o raíz); y otros casos en los que sólo pueda denominarse “lexema”: l-a (l- = lexema), est-e (est- = lexema)

Por otro lado, tienes que saber que, aunque en la definición del lexema siempre se considere una parte invariable, hay ciertos casos, como suele ocurrir en cualquier idioma, que se presentan excepciones y por lo tanto, deja de ser invariable ya que suele haber un cambio de vocales o consonantes internas. Estas variaciones léxicas son comúnmente llamadas “alomorfos” o también “alolexemas“, de los que te hablaremos en otro post. Un ejemplo de este fenómeno sería el verbo “poner” que presenta diferentes lexemas según el tiempo verbal en el que se encuentre. Así:
– Presente del indicativo: : yo pon-go/ tú pon-es/ él pon-e/ nosotros pon-emos/ vosotros pon-éis/ ellos pon-en
– Pretérito perfecto simple del indicativo: yo pus-e/ tú pus-iste/ él pus-o/ nosotros pus-imos/ vosotros pus-isteis/ ellos pus-ieron
– Presente del subjuntivo: yo pong-a/ tú pong-as/ él pong-a/ nosotros pong-amos/ vosotros pong-áis/ ellos pong-an.
Como habrás podido comprobar, el lexema del verbo poner ha llegado a tener hasta tres formas diferentes (pon-, pus- y pong-), pero eso sí, las tres con el mismo significado léxico.

Con los lexemas no hay un acuerdo cerrado entre todos los lingüistas, y, aunque la mayoría considera lexemas a las preposiciones y otra clases como las conjunciones y los números, hay otros que hacen una distinción en dos tipos de lexemas:
Lexemas independientes: aquellos a los que no se les puede realizar ningún tipo de flexión.
Ej. dos, como, y
Lexemas independientes: aquellos lexemas a los que sí se les puede añadir sufijos o prefijos para formar nuevas palabras.
Ej. gat-o, gat-os, gat-ito

Categorías: Lingüística, Partículas