Lengua

Inicio Gramática Oraciones yuxtapuestas

Oraciones yuxtapuestas

Publicado por Pablo

En La guía de lengua llevamos ya algún tiempo ocupándonos del estudio de las oraciones. Sabemos pues muchas cosas sobre ellas, como que son un modo de expresar pensamientos complejos de una manera verbal. En general, sabemos también que las oraciones son muchas y muy distintas, y que por lo tanto es necesario clasificarlas según alguna de sus características principales para poder hacernos una idea de sus más importantes tipologías. Una de las formas más populares de clasificar las oraciones es aquella que distingue el número de verbos que cuenta, lo que nos da una idea de si una oración es simple (tiene un solo verbo y un solo predicado), o bien es compuesta, lo que en realidad no sería estrictamente una oración, sino varias oraciones que conforman juntas un conjunto mayor.

oryuxta

Este último grupo se conoce como el de las oraciones compuestas, también llamadas complejas. En él, un gran enunciado está formado por varias oraciones que se relacionan entre sí de maneras diferentes. Es aquí donde entran las oraciones coordinadas, las subordinadas, etcétera.

En término general, existen dos tipos de oraciones compuestas: aquellas donde todas las oraciones mantienen una relación de igualdad (llamadas coordinadas), y aquellas en las que las oraciones mantienen una relación de dependencia (llamadas subordinadas).

Entre las primeras, podemos distinguir más subtipos. Puesto que, normalmente, unas oraciones y otras se relacionan mediante algún tipo de conjunción o conector, que las “engancha” y hace más sutil la transición de una a otra, hay un grupo de oraciones específico para aquellos casos en los que esto no sucede. Se trata de las oraciones yuxtapuestas, en las que unas oraciones y otras no se relacionan de manera directa sino que permanecen independientes.

Se trata de oraciones que viven en apartamentos contiguos, pero que, por decirlo de una manera sencilla, no han llegado a conocerse. Todas ellas podrían vivir solas, pero en realidad forman una comunidad: son sin duda alguna una oración compuesta, aunque subdividida en espacios independientes. Por ejemplo:

Iré a verte, daremos un paseo, iremos al teatro, ¡qué ganas tengo de verte!

La palabra yuxtapuesta proviene del latín, donde iuxta significaba “cerca de” o “junto a”, y que se unió al verbo ponere para significar “poner una cosa junto a otra”. Esa es la gran particularidad de las oraciones yuxtapuestas: están la una al lado de la otra, y sin embargo no se relacionan gramaticalmente. Eso sí, en el aspecto semántico, una oración se va añadiendo a la otra para crear un significado conjunto.

Categorías: Gramática