Lengua

Inicio Sintaxis Duplicación de los complementos directo e indirecto

Duplicación de los complementos directo e indirecto

Publicado por Aroa Plaza

En el artículo de hoy vamos a explicar la duplicación de complementos, que se produce cuando en una oración tenemos un clítico y un complemento tónico que realizan la misma función sintáctica.

Ejemplos:
TE dijo A TI que lo hicieras.
LO dije TODO

Sintaxis3

Con frecuencia, en el español encontramos la duplicación de complementos mediante un pronombre átono y un complemento tónico al que se refiere el pronombre. Esto sucede en el complemento indirecto y el complemento directo: en el primero, siempre es posible realizar la duplicación e, incluso, en muchas ocasiones es imprescindible: mientras que en el segundo, la duplicación del complemento está muy restringida.

Veamos, ahora, las reglas que rigen la aparición conjunta del pronombre átono y el complemento tónico en la oración:

1. En las oraciones en que el complemento tónico es un pronombre personal también, la presencia de ambos elementos es obligatorio en el complemento indirecto y, también, en el complemento directo.

Ejemplos:
A TI TE dijeron que no fueras (complemento indirecto).
ME llamaron A MÍ (complemento directo).

Aunque es cierto que podemos encontrar estas oraciones sin duplicación, la no presencia de ambos elementos resta un matiz significativo. La aparición de ambos añade la intención de hacer una discriminación o un contraste, que no está presente si solo contamos con el pronombre átono. Por ejemplo, en la oración A ti te dijeron que no fueras vemos cómo es a ti y solamente a ti a quien dijeron que fuera, pero si suprimimos el complemento tónico Te dijeron que no fueras observamos cómo se pierde ese sentido.

2. En los casos en el complemento tónico que aparece en la oración no es un pronombre personal y aparece antes del verbo, será también obligatoria la presencia del pronombre átono en el complemento indirecto y en el complemento directo.

Ejemplos:
A MI NOVIO LE ha gustado mucho el vestido y no *A MI NOVIO ha gustado mucho el vestido (complemento indirecto).
A TU TÍO LO han visto esta tarde en un centro comercial y no *A TU TÍO LO han visto esta tarde en un centro comercial (complemento directo).

Sin embargo, cuando el complemento tónico aparece detrás del verbo, encontramos diferentes reglas si se trata de un complemento indirecto o de un complemento directo:

a) Complemento indirecto.

La presencia de ambos elementos no resulta obligatoria y, normalmente, no suele producirse.

Ejemplos:
No (LES) da importancia A ESOS ASUNTOS.
(LES) he comprado unos regalos A LOS NIÑOS.
(LE) he contado todo lo que sabía AL JUEZ.

Por otro lado, hay una serie de verbos como “gustar”, “encantar”, “molestar”, “divertir”, “parecer”, “resultar”, etc., que exigen la presencia de ambos elementos.

Ejemplo:
¿LE gustó A ISABEL la tarta?, y no *¿Gustó A ISABEL la tarta?

b) Complemento directo.

Normalmente, el complemento tónico que aparece tras el verbo no admite la duplicación, a excepción de que se trate de un pronombre átono, caso en el que será obligatoria.

Podemos decir que solamente se admitirá la duplicación cuando:

– El complemento tónico sea la pablara TODO.

Ejemplo: LO vi TODO.

– El complemento tónico se refiere a un ser animado y es un numeral al que le precede un artículo.

Ejemplo: LAS conocí A LAS DOS a la vez.

– El complemento tónico es el indefinido “uno” y se refiera a uno mismo.

Ejemplo: Si LO ven dudar A UNO, no se creerán nada.

Categorías: Sintaxis