Lengua

Inicio General, Tipos de texto Cómo escribir un ensayo

Cómo escribir un ensayo

Publicado por Pablo

Un ensayo es un tipo de texto en el que el autor interpreta un tema de su elección y, normalmente, defiende una postura mediante una serie de argumentaciones o demostraciones. Su longitud es libre y varía mucho; desde un breve artículo -muy propio de la prensa escrita- hasta un libro de cientos de páginas.

Al contrario que una tesis de investigación de ámbito académico, el ensayo no requiere que el autor sea un experto en el tema tratado, ni tampoco que documente cada una de sus afirmaciones con tesis bibliográficas. No obstante, que el autor conozca profundamente el tema tratado, y que se preocupe por asentar sus aseveraciones en sólidas bases conceptuales hará del ensayo un texto mejor, como es lógico.

como-escribir-ensayo.jpg

Independientemente de su longitud, el ensayo debería dividirse en al menos tres grandes partes. Primero, una introducción en la que se haga mención del tema a tratar, de la perspectiva a tomar, de la posición a defender y, muy recomendablemente, de la necesidad del propio ensayo. Convencer al lector de la utilidad del texto en estas primeras líneas es siempre una buena manera de asegurarse que siga leyendo. Se le puede atraer mediante el conflicto: presentando datos, estadísticas o argumentaciones que atestigüen la necesidad de establecer una postura respecto al tema a tratar, o de cualquier otra manera, pero teniendo en cuenta la naturaleza muchas veces efímera de este tipo de textos, hay que darle mucha importancia a atrapar al lector, que de otro modo puede no quererse imbuir en el resto del texto; como dicen los expertos, “nunca hay una segunda oportunidad de crear un buena primera impresión”.

Posteriormente se introduce la parte principal del ensayo, que es el desarrollo. En esta sección se detallarán, uno por uno, todos los argumentos que apoyen la tesis principal, en el orden que el autor crea más oportuno. Es conveniente, ya que el ensayo no cuenta con la solidez argumentativa de la tesis académica, apoyarse en ejemplos y todo tipo de estadísticas -si es que es posible- para apoyar de forma externa los argumentos defendidos. Un estilo elocuente ayudará a convencer al lector.

Por último, el ensayo habrá de cerrarse con una conclusión que vuelva a recordar el argumento principal, apoyado esta vez por el bagaje argumentativo desarrollado durante la parte principal del texto. Nuevamente, un final elocuente, original y sonoro ayudará a dejar en el lector un buen sabor de boca, y la sensación de haber leído un texto entretenido y enriquecedor.

Categorías: General, Tipos de texto