Lengua

Inicio Literatura Saramago, Ensayo sobre la ceguera

Saramago, Ensayo sobre la ceguera

Publicado por Lourdes

blindness04En el artículo de hoy vamos a hacerte un resumen de la trama de una de las mejores obras literarias del autor portugués José Saramago. Se trata de la titulada “Ensayo sobre la ceguera” (“Ensaio sobre a cegueira” en portugués), escrito con el que consiguió el Premio Nobel de Literatura del año 1998, a pesar de haber sido publicada en el 1995.

La popularidad mundial de esta obra llegó hasta tal punto que se llevó al cine su adaptación en el año 2008 dirigida por Fernando Mereilles.

Pues bien, a continuación puedes leer su apasionante argumento.

—————

La historia comienza con un caos en una de las principales carreteras de una ciudad causada por el paro de un coche que iba conduciendo un chico. Este chico tuvo que detener su automóvil debido a que perdió la vista de manera abrupta y total. Lo único que podía gritar era que no veía, que se había quedado ciego y que necesitaba ayuda. Desde el primer momento de esta obra se puede apreciar lo que el autor pretende reflejar, la insolidaridad humana cuando algo no te afecta en tu círculo más cercano. Pues así era, ninguno de los conductores que se encontraban a su alrededor se preocupó por la situación tan horrible por la que estaba pasando este chico, sino, más bien lo contrario, ya que no paraban de insultarle e incriminarle.

Cuando este chico consigue ir a un médico especialista de la vista no consigue un diagnóstico exacto, puesto que no se apreciaba ningún problema ocular.

A partir de este momento, estas cegueras que las describían como una “ceguera blanca” empezaron a ser más frecuentes entre los viandantes.

El gobierno decidió poner en cuarentena a todos estos ciegos emergentes en un hospital especializado, pero con una atención prácticamente nula, ya que no contaban con atención médica, sino que estaban aislados para no “contagiar” lo que ya estaba considerando un virus, a nadie. Para evitar que se escaparan de allí, se encontraban rodeados de soldados armados que no dudaban en disparar si algún “infectado” por la ceguera blanca intentaba hacerlo.

Pues bien, uno de los infectados era un oftalmólogo que intentaba calmar al resto de compañeros, su esposa, viendo la situación tan insalubre y descuidada en la que los habían dejado, decidió hacerse pasar por ciega para poder entrar en el mismo hospital. Este personaje será el que se encargará de hacerle la vida un poco más sencilla a los infectados por la ceguera blanca, ya que les construyó letrinas, les comunicó las habitaciones con cuerdas para tener una forma para guiarse y miles de cosas más.

El alcance del virus llega a afectar a toda la población excepto a esta mujer, lo que se mantiene como enigma durante toda la obra, con lo que la convivencia y el bienestar dentro del hospital se hace insoportable.

Cuando consiguen escapar de éste, se encuentran con una ciudad repleta de ciegos vagando por las calles en busca de refugio y comida y se demuestra hasta qué punto llega el ser humano a ser dependiendo de la situación en la que se encuentre.

Al final de la obra, el primer chico que se quedó ciego recupera la vista por completo, con lo que se vaticina que poco a poco el resto de viandantes volverán a poder ver.