Lengua

Inicio Libros, Literatura La gata sobre el tejado de cinc de Tennesse Williams

La gata sobre el tejado de cinc de Tennesse Williams

Publicado por A. Cerra

Tennesse Williams tiene una amplísima obra literaria compuesta sobre todo por unas 60 obras de teatro, aunque también escribió en otros géneros tanto en poesía como en prosa, e incluso guiones cinematográficos. De hecho, este autor consiguió enormes éxitos tanto sobre las tablas de un escenario como en las pantallas de cine. Y un ejemplo paradigmático de ello es su obra La gata sobre el tejado de cinc, estrenada en Broadway en 1955 y como producción de Hollywood en 1958.

La obra se ambienta en una plantación del sur de Estados Unidos, territorio que conocía el autor a la perfección, ya que él era originario del estado de Mississippi. Allí se desarrolla una obra dramática que contiene muchos de los ingredientes que aparecen en otras muchas de sus obras. Es decir, hay rivalidades entre miembros de una misma familia, también aparecen los celos, el alcohol y la homosexualidad.

Asistimos al cumpleaños del patriarca de una rica familia sureña. A este le han diagnosticado un cáncer ya en estado terminal, lo que es conocido por sus hijos pero no por él, ni tampoco por su esposa. El hijo mayor, Gooper, con la complicidad de su esposa Mae, pretende halagar al Gran Papá para así ganarse una gran herencia que ven muy cercana. Y al cumpleaños también acude Brick con su bella mujer, Maggie. Brick es un jugador de fútbol ya retirado, alcoholizado y martirizado por la desaparición de su íntimo amigo Skipper, motivo por el cual no hace nada de caso a su mujer.

Maggie, de orígenes más humildes, soporta ese desapego emocional y sexual, pero no está dispuesta a renunciar a la herencia. Por ello, cuando Gooper y Mae casi tienen firmado el testamento que tanto desean, ella es capaz de inventarse que está embarazada y que por fin les va a dar a los abuelos el nieto que ansían. A partir de aquí se recrudecen todavía más los enfrentamientos entre los personajes hasta que se llegue al desenlace final, que por supuesto no vamos a desvelar aquí.

En definitiva, todo la obra de teatro expone un sinfín de tretas maquiavélicas por parte de los personajes, que no dudan en hacerse daños unos a otros para conseguir sus fines. Y todo ello sin salir de la gran mansión sureña. De hecho, el drama y elementos como el alcoholismo o el cáncer se interpretan como claras metáforas de la profunda decadencia moral en la que está sumida la sociedad, especialmente la de los estados del Sur, donde gente como Gran Papá ven como su modo de vida tradicional agoniza y está destinado a desaparecer más pronto que tarde.

Categorías: Libros, Literatura