Lengua

Inicio Sintaxis Subordinadas adverbiales finales

Subordinadas adverbiales finales

Publicado por Aroa Plaza


Hoy en nuestro blog, La Guía 2000, vamos a repasar otro tipo de subordinadas, las subordinadas adverbiales finales o de finalidad. Estas proposiciones expresan la finalidad de la acción del verbo de la proposición principal, es decir, ponen de manifiesto para qué se efectúa esa acción principal.

Ejemplo: Te compré este libro de aventuras para que lo leas durante el viaje.

Observamos en el ejemplo que la subordinada adverbial (para que lo leas durante el viaje) explica el fin con el que se compró el libro, que es la acción que presenta la proposición principal (Te compré este libro de aventuras).

Los nexos más frecuentes en estas suboridnadas son las locuciones conjuntivas para que y a que, pero además encontramos encabezando subordinadas adverbiales finales otros nexos como: que, con el objeto de que, a fin de que, con el fin de que, con vistas a que, con la intención de que. Veamos a continuación unos ejemeplos:

– Para que: A José le dieron mucho dinero para que no denunciara lo hechos.

– A que: He venido a que me digas toda la verdad.

– Que: Trae que lo coloque en la estantería del salón.

– Con el objeto de que: Salí pronto de casa, con el objeto de que no me pillara el atasco.

– A fin de que: Compró muchos litros de leche a fin de que no le falte nunca en casa.

– Con el fin de que: Le dijo todas aquellas palabras con el fin de que se avergonzara.

– Con vistas a que: Trabaja más horas con vistas a que no lo despidan.

– Con la intención de que: Hice demasiada comida con la intención de que sobrara para mañana.

No es necesario memorizar todos y cada uno de los nexos que podemos encontrar en proposiciones adverbiales finales, es suficiente con saber que el nexo principal es para que, emplearlo para sustituir el resto de nexos finales y comprobar que la frase tienen ese sentido de finalidad. Veamos como podríamos comuntar los nexos de las oraciones anteriores por para que:

He venido a que me digas toda la verdad > He venido para que me digas toda la verdad.

Trae que lo coloque en la estantería del salón > Trae para que lo coloque en la estantería del salón.

Salí pronto de casa, con el objeto de que no me pillara el atasco > Salí pronto de casa para que no me pillara el atasco.

Compró muchos litros de leche a fin de que no le falte nunca en casa > Compró muchos litro de leche para que no le falte nunca en casa.

Le dijo todas aquellas palabras con el fin de que se avergonzara > Le dijo todas a quellas palabras para que se avergonzara.

Trabaja más horas con vistas a que no lo despidan > Trabaja más horas para que no lo despidan.

Hice demasiada comida con la intención de que sobrara para mañana. > Hice demasiada comidapara que sobrara para mañana.

Respecto al modo que debemos emplear en las subordinadas adverbiales finales, hemos de decir que siempre van en modo subjuntuvo (Llámalo para que venga). Pero, podemos encontrar el verbo en infinitivo cuando el sujeto de la proposición principal y el de la subordinada es el mismo (Tiré aquellas fotos para no verlas más).

Categorías: Sintaxis