Lengua

Inicio General Objeto preposicional

Objeto preposicional

Publicado por Pablo

comprep.jpgEl objeto preposicional puede ser definido en pocas palabras diciendo que es un sintagma nominal precedido de una preposición que desempeña algún tipo de función gramatical. Es muy común que en los libros de texto aparezca también como complemento preposicional, nombre en el que se engloblan todas las posibilidades que tiene una sintagma preposicional de desempeñar en la oración algún tipo de función independiente.

El objeto preposicional puede aparecer tanto en el sujeto como en el predicado, y puede desempeñar varias funciones sintácticas diferentes.

Dentro del sujeto, la función más común es la de complemento del nombre. Suele aparecer de forma adjunta al núcleo nominal, aunque no está obligado a hacerlo. Podemos echarle un vistazo a los siguientes ejemplos:

El día de fin de año es uno de mis favoritos

El nuevo coche de mi padre es enorme

El arroz con marisco es mi plato favorito

En el primer ejemplo, “de fin de año” actúa como sintagma preposicional complemento del nombre, o como dirían algunos libros de texto, complemento preposicional del nombre. La misma función la desempeñan, en los otros dos ejemplos, los sintagmas “de mi padre” con respecto a “coche” y “con marisco” con respecto a “arroz”.

Es menos común, pero también puede ocurrir que el complemento preposicional lo sea de una conjunción. Normalmente se trata de expresiones compuestas que se dicen de forma automática, aunque permiten cambios sustanciales y por eso mantienen la forma de conjunción + complemento preposicional en lugar de locución. Por ejemplo, cuando decimos:

¡Ay de mí!

¡Ay de quien no venga mañana!

¡Uy con el tipo este!

Como se puede observar, “de mí”, “de quien no venga mañana” y “con el tipo este” son complementos preposicionales de sus respectivas conjunciones.

Otra posibilidad es que el complemento preposicional lo sea de un adjetivo, como ocurriría en:

Malo de verdad

Guapo hasta decir basta

Corto de entendederas

Y que, de la misma manera, actúe como complemento de un adverbio:

Cerca del sitio donde estuvimos

Rápidamente aunque sin perder los nervios

Lejos de aquí

Y, cómo no, cuando pasamos al predicado, el complemento preposicional puede actuar de varias maneras. Puede de hecho ser complemento directo o indirecto, siempre que éste empiece por una preposición. Y puede ser complemento de régimen, que es cuando el complemento preposicional se manifiesta de forma más acorde a su propia naturaleza, pues determinados verbos exigen la aparición de una preposición concreta y ésta es la que marca la esencia del complemento.