Lengua

Inicio Gramática La conjunción “que”

La conjunción “que”

Publicado por Aroa Plaza


Hoy, en nuestro blog La Guía 2000, vamos a hablar del uso de la conjunción “que”.

Comenzaremos diciendo que la conjunción sirve para introducir subordinadas sustantivas en función de sujeto (Me gusta que vengas todos los domingos a comer), de complemento directo (Me dijo que llamaría por teléfono), de complemento de régimen (Me olvidé de que era su cumpleaños), como término de un sintagma preposicional en oraciones que funcionan como complemento de un sustantivo, un adjetivo o un adverbio (No tengo ganas de que venga, Está harto de que le mienta, Estuvo cerca de que lo pillaran).

que2

En ocasiones puede suprimirse esta conjunción, como por ejemplo cuando una subordinada sustantiva funciona como complemento directo de un verbo que expresa ruego o temor (Le ruego disculpe las molestias, Todavía me temo no acabe jamás). Es menos frecuente, pero también posible, que esto ocurra con verbos de opinión (Fue un suceso terrible y supongo habrá asustado a los habitantes del la ciudad). Aunque esto no resulta incorrecto, se prefiere el uso de la conjunción “que”: Le ruego que disculpe las molestias, todavía me temo que no acabe jamás, fue un suceso terrible y supongo que habrá asustado a los habitantes de la ciudad.

Algunos usos incorrectos relacionados con el uso de esta conjunción son:

– La supresión de la preposición que va delante de la conjunción “que” en subordinadas sustantivas que la precisan por la función sintáctica que realizan (queísmo):

Ejemplo: *Me olvidé que tenía que ir a comprar azúcar > Me olvidé de que tenía que ir a comprar azúcar.
– La inclusión de una preposición delante de conjunción “que” en subordinadas que no precisan la preposición por la función sintáctica que realizan (dequeísmo):

Ejemplo: *Creo de que no vendrá a recoger el premio > Creo que no vendrá a recoger el premio.

En la lengua coloquial encontramos algunos usos admisibles como:

– La repetición que se produce al emplear el verbo “decir” y similares al intercalar una oración condicional entre la conjunción “que” y la oración que esta introduce.

Ejemplo: Le dijo que, si no quería comer lentejas, que se hiciera él la comida.

– En oraciones interrogativas indirectas que aparecen con el verbo “preguntar”, en ocasiones, se coloca la conjunción “que” delante de la conjunción “si” o aquel pronombre o adverbio interrogativo que encabece la subordinada.

Ejemplos:
Nos pregunta que si queremos tomar algo,
La profesora nos preguntó que qué habíamos estudiado.
Aquellos turistas nos preguntaron que dónde estaba la catedral.

En los casos en que el verbo “decir” se usa con el significado de “preguntar”, el uso de la conjunción “que” no es necesario cuando la subordinada interrogativa está introducida por la conjunción “si”; pero, sí es necesaria si la subordinada se introduce mediante un pronombre o un adverbio interrogativo.

Ejemplos:
Aquella chica me dijo que si quería acompañarla a comer > Aquella chica me dijo si quería acompañarla a comer.
Llamó diciendo que si había que comprar el pan.

Debido a la extensión del tema seguiremos ocupándonos de esta palabra en próximos artículos.

Categorías: Gramática