Lengua

Inicio Gramática Conjunción

Conjunción

Publicado por Pablo

Una conjunción es un tipo de palabra con una función muy clara dentro de la oración: se encarga de enlazar unas partes de la oración con otras —ya sean éstas palabras sueltas, sintagmas o proposiciones completas—. De hecho, la propia etimología de la palabra conjunción —cumjungo— significa eso: cum —con—, jungo —junto—: o lo que es lo mismo, que enlaza con, que une con.

conjuncion.jpg

Las conjunciones más comúnmente usadas son y, e, ni y que. «Y» es la más recurrida, y la que más se repite en el lenguaje coloquial o en el infantil, a veces de forma acumulativa (Pedro y Pablo van y juega y se cansan…). «E» funciona exactamente igual, pero se utiliza cuando la siguiente palabra empieza por «i» o por «hi» (padres e hijos). «Ni» es la forma negativa de «y», y se utiliza para expresar negaciones (ni puedo ni debo). «Que» se utiliza también para unir (llora que llora) si bien su función principal es introducir proposiciones subordinadas, como veremos.

Naturalmente, siendo ésta una definición tan abierta, existen numerosos tipos de conjunciones, que varían en función del tipo de relación o unión que hacen:

conjunciones consecutivas, que unen dos elementos cuando uno es consecuencia del otro (con que, tanto que, así que, por lo tanto, ergo, luego…).

conjunciones coordinadas, que unen funcionalmente dos elementos en el mismo nivel sintáctico (y, o, sino, pero…)

conjunciones copulativas, que reúnen funcionalmente dos o más elementos homogéneos (y, e, ni, que…). Son, como avanzábamos antes, las más usadas en casi todas las lenguas.

conjunciones adversativas, que contraponen dos elementos, situándolos el uno contra el otro (mas, pero, aunque, sin embargo, no obstante, excepto, con todo, a pesar de, empero…). La contraposición puede ser total o parcial.

conjunciones disyuntivas, que alternan entre dos elementos, excluyendo uno. La más utilizada es «o» (¿vienes o no?). Cuando la siguiente palabra empieza por otra «o», se sustituye por «u» (uno u otro).

conjunciones explicativas, que enlaza un elemento con otro que dice lo mismo, pero de forma distinta, que lo explica (o sea, es decir, esto es, mejor dicho, es más…).

conjunciones distributivas, que alternan entre elementos y comparan unos con otros (o – o, tanto – como).

conjunciones subordinadas sustantivas, que introducen oraciones que realizan la función del sintagma nominal sujeto, suplemento, complemento directo, indirecto, circunstancial, del nombre, etc.). Estas conjunciones se clasifican según cuál sea la función que desempeñe la oración que introducen. La más común es «que» (dijo que lo haría, le sorprendió que no vinieras), o «si» para las interrogativas (me pregunto si querrá).

conjunciones subordinadas adjetivas, que desempeñan funciones adjetivas dentro de la proposición subordinada que introducen, y que suelen ser pronombres relativos (que, quien, cuyo…).

conjunciones subordinadas adverbiales, que introducen proposiciones circunstanciales de tiempo, lugar, modo o comparación; o que marcan las relaciones lógicas entre la proposición subordinada y la principal, es decir, causa, consecuencia, finalidad, concesión o condición.

Categorías: Gramática