Lengua

Inicio Gramática Concordancia verbal (I)

Concordancia verbal (I)

Publicado por Aroa Plaza

Anteriormente, hemos tratado ya el tema de la concordacia y hemos visto cómo esta puede ser de dos tipos, nominal y verbal. En el artículo de hoy nos centraremos en la concordancia verbal, que consiste en hacer coincidir en número y persona al verbo y al sujeto de la oración.

Por ejemplo, en la oración: Los niños juegan al fútbol, observamos que tanto el sujeto (los niños) como el verbo (juegan) se encuentran en tercera persona del plural.

A continuación señalaremos una serie de reglas que han de tenerse en cuenta a la hora de hacer concordar sujeto y verbo de forma correcta:

1. Si el sujeto de la oración está compuesto por elementos unidos a través de una conjunción coordinante, y uno de estos elementos es un pronombre de segunda persona, el verbo aparecerá en segunda persona del plural.

Ejemplo: María y tú sois mis mejores amigas.

Hay que tener en cuenta que si, además del pronombre en segunda persona, aparece en ese sujeto cuyos elementos se unen por coordinación un pronombre de primera persona, el verbo ya no aparecerá en segunda persona del plural sino en primera persona del plural.

Ejemplo: A la fiesta iremos María, tú y yo.

2. Si el sujeto de la oración está compuesto por varios elementos que se unen mediante una conjunción copulativa. Debemos considerar los siguientes aspectos:

a) El verbo aparecerá en plural en caso de que estos elementos que aparecen unidos por conjunciones coordinantes hagan referencia a entes diferentes.

Ejemplo: Pedro y Miguel vendrán mañana.

Pero, si estos elementos coordinados designan partes de un todo, el verbo podrá aparecer en singular.

Ejemplo: La alegría y el alboroto es total.

b) El verbo aparecerá en singular si los dos elementos coordinados que aparecen en el sujeto de la oración hacen referencia a una única persona o cosa.

Ejemplo: El afamado actor y director tiene nuevos proyectos a la vista.

c) El verbo aparecerá, también, en singular en aquellos casos en que se unan por coordinación subordinadas sustantivas, verbos en infinitivo o pronombres neutros.

Ejemplos:

Pienso que comer y cenar tan tarde no es bueno.

Me gusta que no me engañe y que me trate con respeto.

Ni eso ni esto tiene sentido.

3. En el caso de que sea una conjunción disyuntiva el nexo que une los elementos del sujeto, observaremos lo siguiente:

a) El verbo podrá aparecer tanto en singular como en plural.

Ejemplos:

Un niño o una niña dice siempre la vedad.

Un niño o una niña dicen siempre la verdad.

Pero, si aparece junto a estos elementos un adjetivo en plural o el nexo enlaza los elementos finales de una enumeración, el verbo se hallará en plural.

Ejemplos:

El amor o el cariño desinteresados son poco frecuentes.

María Rodríguez, Óscar Sánchez o Cristina Pérez serán algunos de los asistentes a la fiesta de inauguración.

b) El verbo ha de ir en singular si la conjunción o coordina elementos equivalentes.

Ejemplo: El sustantivo o nombre es una clase de palabra.

Hasta aquí hemos estudiado los casos especiales de concordancia verbal más frecuentes. En el siguiente artículo seguiremos desarrollando este extenso tema, aportando más casos de concordacia verbal que conviene aclarar.