Lengua

Inicio General, Gramática Predicado verbal

Predicado verbal

Publicado por Pablo

El predicado de una oración puede ser de dos tipos: predicado nominal y predicado verbal, y la principal característica que los distingue es la tipología verbal de su verbo núcleo. ¿Es dicho verbo de tipo copulativo? Entonces el predicado será nominal. ¿Es, en cambio, un verbo predicativo? En ese caso el predicado será de tipo verbal.

La labor semántica que realiza el predicado verbal es la de comentar un determinado sujeto, añadiendo información sobre él e instalándolo en un contexto particular, con sus coordenadas, sus accidentes y sus circunstancias.

predicado-verbal.jpg

El predicado verbal puede ser de dos tipos, a su vez, en función de la labor asumida por el sujeto. Si el sujeto es activo, es decir, es él quien hace, quien ejecuta las acciones descritas, entonces el predicado verbal es activo y el sujeto es agente. Cuando el sujeto, en cambio, es quien padece o sufre las acciones descritas, entonces el predicado verbal es pasivo, y el sujeto es paciente.

Como se puede observar, la principal distinción del predicado verbal es que su núcleo es un verbo predicativo. ¿Qué tienen de particular este tipo de verbos? Bien, los predicativos son los verbos que denotan algún tipo de acción, que puede ser o bien física (cortar, correr, construir), o bien abstracta (pensar, estudiar, etc). Este tipo de verbos pueden subdividirse a su vez entre transitivos e intransitivos, cuya diferencia viene marcada por su requisito o no de un complemento directo.

Por el contrario, los verbos que no son predicativos dan como resultado predicados nominales. Son los conocidos como verbos copulativos, que al contrario que los demás, no denotan ningún tipo de acción. Por ejemplo, ocurre con los verbos ser, estar y parecer. Estos verbos simplemente actúan como enlaces entre el sujeto y su predicado, cuyos elementos funcionan a su vez como complementos del sujeto, y no del verbo.

Esa es la diferencia entre estas dos oraciones:

Pedro es un chico muy inteligente
Pedro prepara el examen de matemáticas

En la primera oración, la acción no existe. Simplemente, estamos describiendo una cualidad de Pedro (es muy inteligente), pero Pedro no está «haciendo nada», por lo que nos encontramos ante un predicado nominal con un verbo copulativo (es).

En cambio, en la segunda oración sí hay acción. Aquí tenemos a Pedro embarcado en un proceso, que es preparar el examen de matemáticas, complemento directo del verbo. Esta es, pues, la principal diferencia entre predicados: la existencia o no de algún tipo de acción verbal.

Categorías: General, Gramática