Lengua

Inicio Gramática, Verbos Modo imperativo

Modo imperativo

Publicado por Pablo

El modo imperativo es uno de los modos gramaticales que configuran la conjugación de los verbos. En este caso, se utiliza para expresar órdenes, ruegos y deseos.

El imperativo es un modo bastante particular, ya que sólo influye en la conjugación de los verbos en algunas personas. Concretamente, tiene aplicación en la segunda persona del plural y del singular, mientras que para el resto de las personas se utilizan las mismas formas que se emplean en el subjuntivo.

modo-imperativo.jpg

Así, para un verbo como beber, el esquema imperativo sería el siguiente:

tú bebe
vosotros bebed
usted beba

También es importante recalcar que el imperativo adopta formas negativas, y la conjugación varía. Siguiendo con el ejemplo, si lo que queremos es ordenar a otra persona o personas que no beban, lo haríamos de la siguiente manera:

tú no bebas
vosotros no bebáis
usted no beba

Pero no todos los verbos se conjugan de la misma manera. La mayoría de los verbos regulares son fácilmente conjugables en imperativo, pero existen excepciones. Los verbos con diptongos, en especial, tienen su forma particular de conjugación, que en general consiste en la partida de la primera persona singular del presente de indicativo y el mantenimiento del diptongo en las formas en las que el acento se sitúa en la raíz. Así:

tú piensa, tú no pienses
vosotros pensad, vosotros no penséis
usted piense, usted no piense

Los verbos irregulares, por su parte, parten también de la primera persona del presente de indicativo singular, al menos para construir sus imperativos formaes y negativos. La forma del imperativo de la segunda persona del singular muchas veces se apocopa, mientras que el de la segunda persona del plural mantiene la «d» e posición final de la palabra que también hemos visto en las forma regulares. Así:

Imperativo de hacer
tú haz, tú no hagas
vosotros haced, vosotros no hagáis
usted haga, usted no haga

Imperativo de ir
tú ve, tú no vayas
vosotros id, vosotros no vayáis
usted vaya, usted no vaya

Imperativo de ser
tú sé, tú no seas
vosotros sed, vosotros no seáis
usted sea, usted no sea

Imperativo de saber
tú sabe, tú no sepas
vosotros sabed, vosotros no sepáis
usted sepa, usted no sepa

Una de las reglas que siempre se cumplen en la forma negativa del imperativo es que los pronombres personales siempre se sitúan antes del verbo. Por ejemplo, a la pregunta ¿le compro un regalo a Pedro? La respuesta negativa sería «no se lo compres».

Por el contrario, la respuesta a afirmativa llevaría el pronombre como sufijo del verbo: «cómpraselo».

Categorías: Gramática, Verbos