Lengua

Inicio Lingüística Investigaciones de los hermanos Grimm

Investigaciones de los hermanos Grimm

Publicado por A. Cerra

La autoría compartida y popular de los hermanos Grimm se corresponde con Jacob Grimm (1785 – 1863) y Wilhelm Grimm (1786 – 1859). Unos hermanos que ha pasado a la historia de la literatura por su recopilación de Cuentos.

De hecho, incluso estos Cuentos no dejan de ser fruto de una ardua tarea de buscar y unificar la literatura tradicional alemana, centrándose sobre todo en su faceta infantil y popular. Es decir, que ellos no se inventaron esas tramas, es cierto que les dieron forma con un estilo maravilloso, pero no se inventaron los cuentos, sino que fueron investigando y recopilándolos de un modo sistemático.

Hermanos Grimm

Tal vez muchos de ellos se hubieran perdido, y sin embargo gracias a su trabajo hoy los conocemos. Y sobre todo los conocemos con la versión literaria que ellos les dieron, y que ha servido para crear multitud de versiones en ediciones posteriores e incluso en otros formatos, como por ejemplo la animación y el cine, ya que los hermanos Grimm han inspirado célebres producciones de Disney como Cenicienta o Blancanieves y los siete enanitos.

Pero la labor literaria de los Grimm fue más allá. Y tuvo una versión de carácter más desconocido. También hicieron una rigurosa investigación sobre los cantos populares alemanes, algo que como su trabajo de los cuentos hay que encuadrarlo dentro de su contexto cultural del Romanticismo alemán que buscaba como fuente de inspiración las tradiciones germánicas. A la vez fueron elaborando durante años un gigantesco Diccionario, que otros autores prosiguieron tras su muerte.

Todo eso lo hicieron juntos, pero al mismo tiempo, cada uno de ellos se especializó en un tema cultural que trabajó de forma individualizada y profunda. De ahí que los trabajos de Jacob Grimm se convirtieran en el punto de inicio de los estudios de lengua comparada gracias a su tratado de Gramática alemana.

Una materia a la que sumaron sus trabajos sobre el antiguo derecho germánico, que le llevó a estudiar la Mitología alemana basándose en su conocimiento de los cantos de la Edad Media.

Mientras que su hermano Wilhelm tuvo una mayor inclinación hacia el folklore de su país. En ese campo publicó en 1816 su catálogo de Leyendas alemanas. Si bien sacó tiempo para estudiar también la literatura popular de territorios cercanos y lenguas afines, ya que hizo una colección de Cantos épicos, baladas y cuentos daneses.

En definitiva, que los hermanos Grimm fueron unos personajes imprescindibles para conocer la tradición literaria en alemán, y su importancia va mucho más lejos que sus famosos cuentos.

Categorías: Lingüística