Lengua

Inicio Literatura El resumen

El resumen

Publicado por Lourdes

Uno de los ejercicios que te piden que resuelvas en los exámenes oficiales de Lengua y Literatura como la Selectividad o las pruebas de acceso a grado superior o grado medio es la elaboración de un resumen del texto expuesto. A continuación, te voy a indicar una serie de pautas que debes tener en cuenta para que crees un resumen correcto.

1. En relación a la extensión del resumen, no hay una medida exacta de las líneas que debe ocupar, pero más o menos debe estar orientado a no ocupar más de un tercio de lo que ocupa el texto del que tienes que hacer el resumen. Es decir, que si el texto que te muestran ocupa unas treinta líneas, el resumen no debería tener más de diez líneas. Pero, recuerda que esta asignatura no es Matemáticas, o sea, que no es exacta, con lo que las cifras que te describo son siempre orientativas, es decir, que si el resumen al final ocupara doce líneas, no pasaría nada, ¿de acuerdo?

2. Uno de los aspectos más importantes a la hora de hacer un resumen es la omisión de detalles. Cuando tengas que hacer un resumen, es primordial que evites todos los detalles, es decir, los datos descriptivos tales como fechas, números, adjetivos calificativos, lugares… dicho de otra manera, y sintácticamente hablando, en un resumen no hay que incluir ni los Adyacentes o Complementos del nombre ni los complementos circunstanciales ya sean de lugar, de tiempo, de modo, de instrumento, de compañía o de finalidad. De esta manera evitarás esos detalles que tanto penalizan a la hora de evaluar un resumen.

3. El objetivo principal de un resumen es comprobar la capacidad de síntesis que tiene el alumno que elabora el examen. Y te preguntarás, ¿qué es la síntestis?, ¿cómo demuestro mi buena capacidad de síntesis?, pues bien, cuando vayas a hacer un resumen tienes que hacer el mismo proceso mental que haces cuando alguien te pregunta de qué va una película cuando tú ya la has visto. Te pongo en situación.

Ej. Dos hermanos están hablando y resulta que la hermana fue ayer al cine y su hermano le pregunta de qué va la película. La hermana le responde lo siguiente: «Pues un barco que se estrella con un iceberg y se mueren casi todos los pasajeros».

Después de leer la respuesta de la hermana, ¿sabes qué película ha visto?, sí, así es, es Titanic. Pues bien, con esa respuesta, la hermana ha hecho un proceso de síntesis, es decir, ha resumido la película y como comprobarás se han omitido los detalles que para un resumen son innecesarios.

Este método, el de plantearte los textos sobre los que te pidan hacer un resumen como si fuera una película que has visto y contar de qué va, te puede funcionar perfectamente para hacer un buen resumen. Así que recuerda ponerlo en práctica en tus resúmenes y poco a poco te será mucho más fácil hacerlos.

4. Por último, recuerda que el resumen jamás podrá ocupar más de un párrafo, por lo que intenta conjuntar las ideas principales en uno solo.