Lengua

Inicio Ortografía El guion (I)

El guion (I)

Publicado por Aroa Plaza


En este artículo vamos a exponer cómo debe emplearse el guion (-) en un texto escrito. Antes de comenzar, recordamos que la palabra guion puede escribirse con tilde o sin tilde (guión o guion), dependiendo del modo en que se pronuncie: si se articula con diptongo la palabra solo tendrá una sílaba y en consecuencia no llevará tilde, pero si esta palabra es pronunciada con hiato, estará formada por dos sílabas y como aguda acabada en n se acentuará en la o.

guion

El guion puede emplearse tanto como un signo de unión que vincula palabras u otros signos ortográficos como un signo que sirve para dividir palabras a la final de línea. Veamos estos casos con detalle:

1. Como signo de unión entre palabras.

Podemos encontrar el guion uniendo las dos partes que forman una palabra compuesta (italo-argentino), o expresando una relación que se produce entre palabras simples con una utilidad parecida a la de una preposición o conjunción (tren Madrid- Pontevedra). Estas palabras que aparecen unidas por guion siempre mantienen la acentuación que tienen como palabras simples.

Observemos ahora qué tipo de palabras puede vincular un guion:

a) Puede unir nombre propios.

– Se emplea el guion entre dos nombres propios cuando el último de ellos puede ser confundido con el apellido.

Ejemplo: Antonio-Martín.

– Cuando dos nombres simples constituyen un apellido compuesto se unen mediante un guion.

Ejemplo: García-Santos.

– Se emplea también el guion cuando se establezca algún tipo de vínculo entre los dos nombres.

Ejemplo: Mañana se jugará el encuentro Madrid-Barça.

b) Puede unir nombres comunes.

– Se emplea guion cuando esporádicamente se unen dos nombres para formar un concepto en el que le segundo de los nombres complementa al primero. En el caso de que este concepto se regularice se podrán escribir sin guion separados por un espacio.

Ejemplos:

Viviendas-puente (uso ocasional).
Reloj despertador (uso generalizado).

– El guion sirve también para manifestar la existencia de una relación entre dos conceptos, que puede estar consolidada o ser ocasional. Aquí el guion equivale a una preposición o una conjunción.

Ejemplos:

Causa-efecto (consolidada) > causa y efecto.
Negociaciones Gobierno-sindicatos (ocasional) > negociaciones entre Gobierno y sindicatos.

– En ocasiones, el guion se emplea como una conjunción copulativa y enlaza dos nombres que se refieren a lo mismo.

Ejemplo:

El director-guionista de la película concederá hoy una entrevista > El director y guionista de la película concederá hoy una entrevista.

c) Puede unir adjetivos.

Gentilicios (procedencia geográfica o nacionalidad).

Los gentilicios puede escribirse con un guion entre ellos o juntos sin guion.

Ejemplos:

Chileno-argentina.
Francocanadiense.

Otro tipo de adjetivos.

Cuando un sustantivo está modificado por dos adjetivos calificativos se escribirá guion cuando estos mantengan su forma plena.

Ejemplo:

Texto científico-técnico.

En estos casos el primero de los adjetivos aparecerá en masculino singular, mientras que el segundo concordará en género y número con el sustantivo al que modifica. Cada adjetivo mantendrá la acentuación que tiene como palabra simple.

Ejemplo:

Prueba teórico- práctica.

d) Puede unir prefijos a siglas o palabras que se inician con una mayúscula.

Ejemplos:

Anti-ONU
Anti-Mussolini.

Cuando sean dos los prefijos que se asignen a una palabra mediante coordinación, el primero aparecerá de modo independiente y con guión.

Ejemplo:

Recibió preparación pre- y postparto.

Hoy hemos repasado los usos del guión como signo que se emplea para unir palabras, en el siguiente artículo seguiremos desarrollando este extenso tema que nos ocupa. ¡No te lo pierdas!

Categorías: Ortografía