Lengua

Inicio Ortografía La tilde o acento ortográfico

La tilde o acento ortográfico

Publicado por A. Cerra

Todas las palabras tienen acento, al fin y al cabo se trata de la entonación con la que se pronuncia cada vocablo. Pero en ocasiones se confunde el acento con la tilde. La tilde no es más que un signo ortográfico y no todas las palabras en español la tienen. No obstante, la entonación de esas palabras de marca por la presencia pero también por la ausencia de la tilde o acento ortográfico.

Por esa razón es importante conocer las normas que rigen este elemento, imprescindible para una correcta escritura. No colocar una tilde en aquellas palabras que la requieren es una falta de ortografía. Y lo mismo a la inversa, situarla de manera incorrecta.

Y lo cierto es que las normas del acento ortográfico o tilde son muy sencillas, teniendo en cuenta que en español hay tres tipos de palabras según su entonación: agudas, llanas o esdrújulas.

Las agudas tienen la acentuación en su última sílaba, y llevan tilde solo en el caso de que acaben en vocal o en las consonantes –n y –s.
Bisturí, bebé, camión, veintidós. En cambio también son agudas. palabras como cantar o ajedrez y no llevan tilde.

Las palabras llanas son aquellas que tiene la acentuación en la penúltima sílaba, y llevan la tilde en los casos inversos. Es decir, cuando no acaban en vocal, ni en –n y –s.

Tórax, cáliz, fácil. En cambio son palabras llanas canon, coche o virus y no llevan tilde.

Y por último están las esdrújulas que se acentúan en la antepenúltima sílaba, e incluso antes. Estas siempre llevan tilde. Y en esta misma oración tenemos varios ejemplos: esdrújula, última o sílaba.

No obstante, como suele ocurrir con todas la normas lingüísticas, siempre hay excepciones y casos tener en cuenta.

Por ejemplo, los monosílabos, palabras agudas por naturaleza, no llevan tilde, independientemente de su letra final: un, dos, tres. Pero cuando puede haber confusiones entonces aparecen las tildes.

Hay un afirmativo, y otro si conjunción.

Hay un forma verbal de dar y un de preposición.

Hay un forma verbal de saber y un se pronombre.

Los pronombres personales él, tú o mí llevan tilde frente a el que es artículo o el tu y el mi que son adjetivos.

Igualmente las palabras qué, quién, cuán, cuándo, cuánto, dónde o cómo llevan tilde en sus significados interrogativos y exclamativos.
Pero no lo llevan en el resto de sus usos gramaticales.

Hay un más adverbio y otro mas conjunción.

Categorías: Ortografía