Lengua

Inicio Sintaxis Subordinadas adverbiales comparativas

Subordinadas adverbiales comparativas

Publicado por Aroa Plaza

Las subordinadas adverbiales comparativas establecen una comparación de lo expresado en la proposición principal en relación con la subordinada. La comparación que se realiza puede indicar inferioridad, igualdad o superioridad, y por tanto podemos dividir las proposiciones subordinadas adverbiales comparativas en:

comparativas

1. Subordinadas adverbiales comparativas de inferioridad.

Lo que se expresa en la proposición principal es inferior, ya sea en número o en calidad, a lo manifestado en la proposición subordinada.

Estas subordinadas se construyen con el adverbio menos y la conjunción que o la preposición de.

Ejemplos:

Este coche es menos potente que el que compró Isabel.
Ha costado menos de lo que pensaba.

2. Subordinadas adverbiales comparativas de igualdad.

El número o la calidad que se expresa en la proposición principal es igual a lo enunciado por la proposición subordinada.
Podemos construir estas proposiciones de las siguientes maneras:

– Con los adverbios tan y tanto más las conjunciones como y cuanto.

Tan…como: Mi primo pequeño es tan alto como tú.
Tato como: Llora tanto como ríe.
Tanto cuanto:
Hizo tanto cuanto estaba en su mano.

– Con el determinante tanto, -a, -os,-as más la conjunción como.

Tanto, -a, -os, -as…como:
Mi hermana tenía tanto sueño como yo.
Tengo tanta pereza como ayer.
Entre los dos tenemos tantos libros como tú.

Cogió tantas golosinas como le cabían en la mano.

3. Subordinadas adverbiales comparativas de superioridad.

Manifiestan que lo expresado en la subordinada es superior en número o calidad a lo señalado por la proposición subordinada.

Para construir estas subordinadas se emplea el adverbio más y la conjunción que o la preposición de.

Ejemplos:

Tengo más ambición que tú.
Has comprado más de lo que necesitas.

Hemos de recordar que las construcciones más grande, más pequeño, más bueno, más malo deben expresarse mediante los comparativos mayor, menor, mejor y peor.

Ejemplos:

* Mi hermano parece más grande que el tuyo > Mi hermano parece mayor que el tuyo.
* Los beneficios resultan más pequeños que los costes > Los beneficios resultan menores que los costes.
* Hacer esto es más bueno que no hacer nada > Hacer esto es mejor que no hacer nada.
* La comida de este restaurante es más mala que la del otro > La comida de este restaurante es peor que la del otro.

Tampoco es posible construir estos comparativos (mayor, menor, mejor y peor) precedidos por el adverbio más. Así, decir más mayor, más menor, más mejor o más peor resulta incorrecto. En ocasiones, en su lugar estos conceptos pueden ser expresados mediante los adjetivos superior e inferior.

Ejemplos:

* La calidad de esta carne es más mejor que la de aquella otra > La calidad de esta carne es superior a la de aquella otra.
* El sistema educativo de este país es más peor que el de Finlandia > El sistema educativo de este país es inferior al de Finlandia.

Para concluir, conviene resaltar que, como habrás podido observar en los ejemplos aportados en este artículo, cuando el verbo de la proposición principal y el de la subordinada es el mismo, este se omite en la proposición subordinada.

Ejemplo: Duerme tanto como (duerme) su padre.

Categorías: Sintaxis