Lengua

Inicio Tipos de texto La narración (segunda parte)

La narración (segunda parte)

Publicado por Lourdes

En el artículo de ayer pudiste leer la primera parte de la explicación de los textos narrativos. Si no la pudiste leer, aquí te dejo el enlace:
La narración (primera parte)

Pues bien, hoy continuamos con la explicación así que no perdamos el tiempo.

PERSONAJES
– Cuando el autor de un texto narrativo se plantea crear los personajes de su historia intenta desdoblar su personalidad y crear personajes realistas que interpreten o representen una idea concreta.
Un ejemplo claro de esto serían los personajes de Don Quijote de la Mancha. En esta obra nos encontramos al personaje de Don Quijote que representaría la idea del “idealismo” y al personaje de Sancho Panza que, por el contrario sería la manifestación del “realismo”.

– Según el papel o función que tenga cada personaje podremos distinguirlos en:

o Personajes principales: éstos suelen ser el protagonista, el cual puede ser individual o colectivo y sería aquél o aquellos sobre los que gira la trama de la historia. Habrá narraciones en las que haya un antagonista. En este caso, éste también se considerará personaje principal.

o Personajes secundarios: son los que en ciertos momentos de la historia resultan relevantes. Pero cuando cumplen ese papel, dejan automáticamente de serlo.

o Personajes fugaces/ extras/ comparsas: pueden aparecer en algún episodio pero su función no es imprescindible ni significativa.

– Suele ocurrir en la narración que cada vez que aparece un nuevo personaje el autor haga una descripción de éste ya sea física o psicológica.

o Los procedimientos que se pueden utilizar para llevar a cabo este punto pueden ser:
 El retrato
 Diálogos de otros personajes
 Juicios del narrador

o Sea cual sea el procedimiento que utilice para describir la caracterización final del personaje podrá ser:
Directa: conoceremos perfectamente al personaje pues se dan muchos datos sobre su personalidad y lo vemos actuar en la trama en consecuencia.
Indirecta: mediante los comentarios que hace o por sus comportamientos, podemos deducir cómo es el personaje, pero no porque el autor se haya ocupado de describirlo.

o Según las descripciones de que se hagan de estos personajes, podríamos hacer la clasificación de éstos en:
Personajes planos: no evolucionan a lo largo de la trama y por lo tanto siempre se comportan de la misma manera y llegan a ser previsibles en sus actuaciones. Los personajes secundarios y extras suelen ser planos.
Personajes redondos: van evolucionando con lo que les va ocurriendo a lo largo de la narración y presentan diferentes personalidades. Los personajes principales suelen ser redondos.
Un ejemplo de personaje redondo sería Don Quijote ya que en ocasiones se muestra coherente y lúcido y en otros momentos está completamente loco.

ESPACIO
– Con espacio nos estamos refiriendo al escenario en el que ocurre la historia de la narración.

– Sus funciones pueden ser muy diferentes:

o La verosimilitud, es decir, el escenario se adapta lo máximo posible a la realidad.

o La recreación imaginativa: el autor hará que nuestras mentes sean capaces de imaginar exactamente la realidad que él ha inventado gracias a los recursos que utilice como las descripciones, los adjetivos calificativos y valorativos, etc.

Categorías: Tipos de texto