Lengua

Inicio Tipos de texto Diálogo (segunda parte)

Diálogo (segunda parte)

Publicado por Lourdes

Hoy continuamos con la explicación de una de las formas del discurso, el diálogo. Si no pudiste leer la primera parte de ésta, aquí te adjunto el enlace a ella:

Diálogo (primera parte)

dialogo

Pues bien, ya podemos continuar con la segunda parte de la explicación del diálogo.

ESTILO INDIRECTO
– El Estilo indirecto es utilizado cuando el narrador es el que nos hace conocer la palabras, ideas o pensamientos de los personajes en una misma línea sin marcas textuales como rayas de diálogo o comillas.
– La estructura en este caso se compone de la narración, el verbo de lengua o pensamiento, los nexos “que”, “si” o adverbios interrogativos seguido de una oración subordinada sustantiva donde se reproducen las palabras del personaje.
– Las marcas lingüísticas son contrarias al Estilo indirecto: formas verbales en tercera persona conjugadas en condicional o en pretérito.

ESTILO DIRECTO E INDIRECTO LIBRE
– El estilo directo libre mantiene las marcas del estilo directo pero pierde los verbos de lengua o de pensamiento.
– En el estilo indirecto libre, por su parte, el narrador habla como si fuera el propio personaje, lo cual deducimos gracias a ciertas palabras o expresiones que nos hacen asegurarnos de que el que está hablando en ese momento es un personaje concreto del que ya conocemos su forma de pensar y actuar.

MONÓLOGO INTERIOR
– Mediante el monólogo interior se marcan perfectamente los planos de la parte narrativa, por un lado, y los planos de la parte del personaje, por otro.

– En un monólogo un personaje da rienda suelta a sus pensamientos y a través de un discurso individual nos da a conocer todo lo que se le pasa por la cabeza, lo que siente o lo que piensa como si fuera su propia consciencia la que está hablando por la boca del personaje.

– La función principal de un monólogo interior es la de desvelar los sentimientos más íntimos y personales del personaje que lo verbaliza. Lo que se hace es enmarcar lo que está sintiendo el personaje mientras está ocurriendo algo importante en la trama de la historia de la obra. Cuando un personaje hace un monólogo puede hacerlo de manera consciente, pero también de manera inconsciente y no controlar, por lo tanto, lo que está diciendo.

– Un monólogo interior suele componerse de una larga serie de oraciones amontonadas sin estar unidas por conectores que a menudo quedan incompletas, por lo que con frecuencia, los monólogos suelen confundir al lector, y es eso realmente lo que el autor pretende, sentir lo mismo que está sintiendo ese personaje, desesperación, confusión, abatimiento, etc., como si se tratara de un conflicto consigo mismo.

– Un monólogo interior puede clasificarse en dos tipos:
o Monólogo interior lógico.
o Monólogo interior caótico.

Hasta aquí tienes la explicación del diálogo como forma de discurso. Recuerda que puedes encontrar las explicaciones del resto de formas de discurso de las cuales te adjunto a continuación los enlaces para que puedas acceder directamente a ellos:

El texto descriptivo
El texto narrativo
El diálogo

Categorías: Tipos de texto