Lengua

Inicio Verbos Verbos: futuro

Verbos: futuro

Publicado por Pablo

En La Guía de Lengua hemos centrado nuestra atención en los verbos, y a ellos vamos a dedicar los próximos artículos tal y como venimos haciendo últimamente. En el artículo que nos ocupa hoy, en concreto, vamos a ocuparnos de un tiempo verbal en particular: el futuro.

Como es natural, no existe un sólo tiempo futuro en todo el conjunto de conjugaciones y tiempos verbales. En realidad existe una variada gama, y vamos a intentar dar cuenta de todos ellos.

verbofuturo

Para empezar, habría que decir que no sólo los tiempos estrictamente futuros son los que utilizamos para hablar de nuestros planes o intenciones futuras. En realidad, nos sorprendería saber lo poco que utilizamos los tiempos futuros de indicativo en nuestro hablar cotidiano. Lo más empleado, por contra, es el presente “con valor de futuro”, que es lo que usamos cuando decimos, por ejemplo, cosas como ésta:

Esta noche vamos al cine, ¿te apuntas?
¡Ya me tines harto! ¡Ahora mismo coges el coche y te vas para casa!
Está decidido: el año que viene me compro un coche nuevo

Como vemos, los tiempos son todos presentes, pero los usamos para expresar planes, desde planes a corto plazo (el “ahora mismo”, el “esta noche”) hasta planes a largo plazo (“el año que viene”).

Luego están, por supuesto, los tiempos futuros. En indicativo tenemos dos: el futuro perfecto o antefuturo, y el futuro imperfecto o futuro absoluto. Veamos.

El futuro perfecto representa una acción futuro que es anterior a otra más futura todavía. Por ejemplo:

Para cuando lleguéis, ya habremos terminados (la acción “terminar” va antes, temporalmente hablando, que la acción “llegar”).

El futuro perfecto también se utiliza para lanzar expresiones de probabilidad o cálculo aproximado, aunque con proyección pasada:

Habré corrido unos cinco kilómetros

Y de sorpresa, como en:

¡Habrase visto cosa igual!

El futuro imperfecto, o absoluto, o simple, es mejor conocido. Se utiliza para expresar obligación:

Harás lo que yo te diga
Nos quedaremos aquí

O certeza:

Mañana lloverá
No durarás mucho en el cargo

O duda:

¿Qué hora es? Serán las cinco
Juan no llegado. Estará enfermo (“quizá esté enfermo”).

Y otros usos menores, como el curioso futuro histórico que se emplea para hablar de acciones pasadas:

… y Rafael, obligado por su padre, acude a Roma, donde se convertirá en el mejor de los pintores.

Los futuros del subjuntivo son mucho menos utilizados, pues se refieren a ventualidades, es decir, a eventos que pueden ocurrir o no. Casi no se utilizan fuera del ámbito legal.

Existe un futuro perfecto, o antefuturo hipotético:

El que hubiere soprepasado el límite de velocidad, será multado.

Y el futuro imperfecto, o futuro hipotético:

El que entrare ebrio será expulsado inmediatamente del bar.

Categorías: Verbos