Lengua

Inicio Verbos Verbos: participio

Verbos: participio

Publicado por Pablo

En La guía de lengua estamos estudiando los verbos, y desde hace unos días hemos todo un camino que nos ha conducido por alguna de las conjugaciones y, en particular, por las formas no personales del mismo. Ya hemos tratado tanto el infinitivo como el gerundio, de forma que hoy vamos a ocuparnos del participio.

participio

El participio se llama así porque “participa” de dos ámbitos gramaticales diferentes: el verbo y el adjetivo. Y además, en tanto que adjetivo, tiene la capacidad de sustantivarse, luego no sería ningún error decir que el participio es la más versátil de las tres formas no personales.

Los participios se forman de una manera muy sencilla:

Los participios regulares de la primera conjugación se forman añadiendo a la raíz verbal el sufijo “-ado”.
Los participios de regulares de la segunda y de la tercera conjugación se forman añadiendo a la raíz verbal el sufijo “-ido”.
Los verbos irregulares, a pesar de su aparente diversidad, sólo pueden formar sus participios con tres terminaciones distintas: “-to” (“cubierto, abierto…”), “-cho” (“hecho”), y “-so” (“impreso”).

Aparte de eso, existen dos tipos de participios.

El participio pasado sirve para formar los tiempos compuestos, que siempre aparecen en pasado. Por ejemplo:

La ropa que has elegido no es la más adecuada, aunque es bonita

Y además, casi siempre puede cumplir una función de adjetivo, con la correspondiente posibilidad de concordar en género y número. Para saber si está desempeñando esa función adjetiva, podemos cambiar el género o el número del sujeto para ver si le es posible concordar:

El año que ha transcurrido desde que nos conocimos ha sido fabuloso
Los años que han transcurrido desde que nos conocimos han sido fabulosos

Los participios que hacen de adjetivos pueden incorporar asimismo sufijos superlativos, como en “cerradísimo”, elegidísimo” o “presentadísimo”, aunque no siempre es posible (nadie diría “transcurridísimo” ni “escritísimo”).

Por otro lado, el participio absoluto consiste en usar el participio como representante del gerundio compuesto de la voz pasiva. Por ejemplo:

Presentadas todas las candidaturas, el jurado tomó una decisión
Oídas todas las alegaciones, el juez lo declaró inocente

El participio presente, por último, también participa de la doble condición de verbo y adjetivo. Es menos conocido, y se construye con la raíz del verbo, a la que se le añade la terminación “-nte”. Así:

La persona presentante tendrá que entregar su documentación en el plazo máximo de dos días

Categorías: Verbos