Lengua

Inicio General, Lingüística Historia del gallego

Historia del gallego

Publicado por Aroa Plaza


En la parte noroeste de la Península Ibérica vivió un pueblo indoeuropeo que recibía el nombre de galaicos. Como es sabido la romanización de la península no fue igualitaria y la zona norte la sufrió con menor intensidad y en una época más tardía: así que los galaicos vivieron libres de la influencia romana hasta la llegada del emperador Augusto. Después de la desintegración del Imperio romano, la tierra de los galaicos pasó a ser el centro del pueblo suevo, que provenía de tierras germanas y había llegado a la península, junto con los alanos y los vándalos, a comienzos del siglo V. Cundo los árabes penetran en la península, este territorio se une a al reino asturleonés, formando así un reducto cristiano en el occidente peninsular.

ga

La zona donde se originó el idioma gallego ya durante el Medievo tuvo un gran prestigio en los círculos culturales. Una prueba de ello son algunos hechos como los siguientes:

a) Dado el refinamiento que poseía el gallego fue esta una lengua empleada en las composiciones líricas. Así, podemos observarlo en las Cantigas creadas por el rey sabio, Alfonso X.

b) Los infantes de del reino de León eran educados en tierras gallegas.

c) La ciudad de Santiago de Compostela se convirtió en el centro de peregrinación con mayor notoriedad de toda la zona occidental. Esto permitió que por el camino francés, desde otros países, llegaran hasta Galicia importantes influencias de tipo cultural.

Con la Reconquista las tierras gallegas se expanden hacia el sur. Hecho que marcó de forma radical la historia de este pueblo y, evidentemente, la de su lengua. En el siglo XI, Alfonso VI cede a Ramón de Borgoña, marido de su hija Urraca, el territorio gallego. Unos años después de ese acontecimiento, Alfonso VI donará al marido de su otra hija, Enrique de Borgoña, el Condado Portucalense, limítrofe con el gallego. Así se sientan las bases para la independencia de lo que hoy en día es Portugal, que será alcanzada hacia 1140 y que supone la separación definitiva de ambos territorios.
En un primer momento la lengua que se hablaba en ambos condados era igual en sus zonas cercanas geográficamente, pero cuando se avanzaba hacia el sur de la zona portuguesa el portugués ganaba terreno al gallego hasta que consiguió convertirse en la lengua nacional.

Por otro lado, en la Baja Edad Media, los reyes de castilla apoyados por la Iglesia van impulsando el empleo del castellano en la zona gallega. Además, muchos nobles castellanos se trasladan allí y esto hace que el castellano empiece a ser visto como lengua de cultura y el gallego como la lengua de las gentes rústicas y toscas.

Durante el siglo XVIII, el castellano sigue ganando terreno al gallego, la educación ha de proporcionarse en lengua castellana obligatoriamente. Aun así, se empiezan a oír las primeras palabras, como por ejemplo las del Padre Feijoo, que defienden la equiparación del gallego al castellano.

En el siglo XIX, con la llegada del Romanticismo, el gallego vuelve a ser una lengua que ocupa páginas en la historia de la literatura. Además, en esta época se publicarán las primeras gramáticas y diccionarios de la lengua gallega.

Pero no es hasta comienzos del siglo XX cuando se produce un cambio significativo: en este momento aparece el nacionalismo y la defensa a ultranza del gallego, que propiciaría su posterior reconocimiento como lengua oficial de Galicia junto al castellano.

Categorías: General, Lingüística