Lengua

Inicio Gramática Los enunciados

Los enunciados

Publicado por Pablo

Como es bien sabido, las lenguas naturales son poderosos instrumentos de comunicación. Gracias a ellas podemos recibir y transmitir información de lo más variada sobre la realidad, expresar nuestros pensamientos, sentimientos y deseos; e influir en nuestros semejantes. Pero, ¿cómo lo hacemos? Pues bien, es fundamental para ello entender cómo funciona nuestro mecanismo de composición de expresiones lingüísticas, esto es, cómo construimos enunciados. Como los siguientes:

Enunciados

La semana pasada hubo una gran tormenta en el mar

¡Silencio!

¡Qué día tan hermoso!

Aquel día, los alumnos llegaron tarde a clase porque encontraron un largo atasco en el camino

Si observamos con atención los enunciados anteriores, es posible que nos demos cuenta de algunas características que muestran. Por ejemplo:

– Los enunciados son conjuntos de palabras que tienen sentido completo dentro, y sólo dentro, de un determinado contexto comunicativo (¡Qué día tan hermoso!)

– Las palabras que forman un enunciado están comprendidas entre dos pausas mayores, que en la escritura se marcan mediante un punto. En el interior de un enunciado pueden aparecer, también, pausas menores, que en el lenguaje escrito se indican con la coma, o con el punto y coma (Aquel día, los alumnos llegaron tarde a clase porque encontraron un largo atasco en el camino).

– Cada enunciado hace gala de una curva de entonación, que es la que nos permite determinar su sentido. Un cambio en la entonación puede, de hecho, alterar absolutamente el significado de un enunciado. Pensemos en un ejemplo: si alguien entona la palabra “fuego”, haciéndola exclamativa (¡fuego!), seguramente todos correrán a buscar uan salida, temerosos de que se haya formada un incendio; pero si hacen entona la misma palabra, como interrogativa (¿fuego?), puede que esté intentando expresar, más bien, un acto de cortesía: el de ofrecer a alguien encender su cigarrillo. El enunciado cambia absolutamente, pero usa sin embargo la misma palabra. Es importante recordar, entonces, que enunciado abarca mucho más que una mera acumulación de palabras; abarca su sentido, su significado, y su intención.

– Los enunciados suelen estar formados por:

Una sola palabra: “¡fuego!, ¡silencio!”

Una oración: “El lince ibérico es propio del sur de España”

Varias oraciones sintéticamente relacionadas.

Un grupo de palabras que no presenta estructura oracional: “¡qué día tan hermoso!”

– El enunciado es la unidad comunicativa mínima, o lo que es lo mismo, la unidad comunicativa mínima portadora de significado, y de intención. A su vez, un conjunto de enunciados, apropiadamente enlazadas, conforman lo que conocemos como un texto.

Categorías: Gramática

2 comentarios para “Los enunciados”