Lengua

Inicio Gramática Enunciados imperativos, dubitativos y exclamativos

Enunciados imperativos, dubitativos y exclamativos

Publicado por Pablo

Mediante los enunciados imperativos o exhortativos, el hablante dirige a sus interlocutor mandatos, consejos, peticiones o ruegos. La forma lingüística que adoptan los mandatos depende del contexto comunicativo, como es natural, especialmente de la relación que existe entre los interlocutores. “Déjame el libro” es, aún diciendo lo mismo, bien distinto de “¿podría usted dejarse su libro, por favor?”.

Enunciados

En el castellano peninsular, distinguimos dos formas gramaticales para dirigirnos a nuestro interlocutor, según la relación que mantenemos con él: tú, para el trato familiar; y usted, para el trato de respeto.

Cuando el enunciado exhortativo tiene forma oracional, el verbo principal puede ir:

En imperativo, en los mandatos afirmativos dirigidos a la segunda persona con trato familiar: “ven tú; venid vosotros”.

En subjuntivo, en los enunciados imperativos afirmativos de primera y tercera persona: “hagamos las cosas con calma”, “salgan ustedes despacio”; y en todos los enunciados imperativos negativos: “no te vayas todavía”.

En indicativo, cuyo presente y futuro pueden ser utilizados para expresar mandato: “tú sales ahora mismo y le dices que no estoy”, “tú saldrás ahora mismo y le dirás que no estoy”.

Pasamos ahora a ocuparnos de los enunciados dubitativos.

En los enunciados dubitativos, el hablante presenta el contenido del mensaje como algo dudoso o posible. En este tipo de enunciados, los verbos pueden aparecer tanto en indicativo como en subjuntivo: “tal vez vaya al cine esta tarde”, “quizá está en casa”.

La actitud de incertidumbre que adopta el emisor en los enunciados dubitativos, se indica mediante la utilización de adverbios de duda (quizá, tal vez, acaso, seguramente, probablemente…): “tal vez lleguen hoy”.

El futuro de indicativo y el condicional pueden adoptar matices de duda o de probabilidad en enunciados como los siguientes: “ahora mismo serán las diez” (es posible que sean las diez); “ayer serían las tres cuando llegamos” (es posible que ayer fueran las tres cuando llegamos).

Algunas perífrasis verbales de carácter modal sirven para expresar duda, como tener que + infinitivo, deber de + infinitivo; puede que + subjuntivo: “tiene que haber llegado ya”, “deben de ser las diez”, “puede que lleguen hoy”.

Por último, observemos los enunciados exclamativos.

Cualquier tipo de enunciado puede ser, además de su función principal, exclamativo, si se acompaña de una entonación exclamativa:

Enunciado desiderativo + exclamativo: ¡Ojalá venga hoy!

Enunciado imperativo + exclamativo: ¡Ven aquí!

Enunciado enunciativo + exclamativo: ¡Hace sol!

Enunciado dubitativo + exclamativo: ¡Quizá sea ella!

La entonación exclamativa manifiesta estados anímicos del emisor muy variados: sorpresa, alegría, nostalgia, miedo, dolor…

Se caracteriza por una elevación del tono en la fase inicial, y por un descenso rápido del mismo.

Categorías: Gramática

9 comentarios para “Enunciados imperativos, dubitativos y exclamativos”