Lengua

Caso posesivo

Publicado por Pablo

El caso posesivo es el tipo de caso gramatical que entra en juego cuando lo que se quiere indicar es posesión, de cual tipo. Es un caso que se superpone muchas veces con el caso genitivo, si bien cada uno de ellos es único y sólo comparten función ocasionalmente.

La posesión en español se indica tanto a través de sintagmas preposiciones encabezados por la preposición “de” (por ejemplo, “el coche de mi padre”) como por medio de los pronombres posesivos (por ejemplo, “su coche”).

caso-posesivo.jpg

Como se puede observar, el caso posesivo no tiene incidencia flexiva en español, si bien en otros idiomas esta incidencia sí existe. En este caso, además, no es necesario recurrir al latín para buscar un ejemplo válido: podemos encontrarlo en una lengua mucho más cercana, el inglés. A todos nos es familiar el “genitivo sajón”, que es uno de esos casos en los que genitivo y posesivo se solapan, pues se utiliza el caso genitivo para expresar posesión.

En ese caso, una palabra sí varía cuando la oración en la que se encuentra se utiliza para expresar posesión. Por ejemplo, la frase que usábamos en el ejemplo anterior (“el coche de mi padre”) se expresaría en inglés de la siguiente manera: “my father’s car”. A la palabra padre (“father”) se le ha añadido un elemento -en este caso un apóstrofe y una “s”, el genitivo sajón- únicamente como reflejo de se está utilizando el caso posesivo -o genitivo-.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que si bien este caso posesivo responde de forma perfecta a la definición gramatical de caso (esa que postula el caso como el encargado único de marcar cada una de las relaciones gramaticales de un determinada lengua por medio de morfemas flexivos), el caso no siempre varía formalmente a las palabras en las que influye. No, al menos, si nos atenemos a una definición más actual (postulando el caso como la asignación de un marcaje morfosintáctico a un elemento dado de una oración, según cuál sea su papel temático en la misma). La duplicación de definiciones se debe a que la gramática tradicional siempre prefirió reservar el término “caso” para las lenguas que tienen desinencias, de forma que sería inaplicable a, por ejemplo, el español. Hoy en día se ha optado por una definición más abierta, aumentando el espectro e incluyendo a los cambios originados por los morfemas flexivos en la definición de los casos gramaticales.

Categorías: Gramática, Lingüística