Lengua

Inicio Gramática Género femenino en profesiones, títulos y cargos (II)

Género femenino en profesiones, títulos y cargos (II)

Publicado por Aroa Plaza


En el artículo de hoy continuamos desarrollando el tema iniciado en el post anterior, la formación del género femenino en profesiones, títulos y cargos. Hasta ahora hemos visto como formamos los femeninos de los sustantivos terminados en -o, -a y -e, veamos ahora cómo se forma el femenino en los sutantivos cuyas terminaciones en masculino son -y, -or, -ar, -er, -ir, -ur, -n, -s, -l, -z, otra conosnante diferente a las anterios y cómo se forma el femenino de cargos militares y profesiones designadas por un sustantivo más un adjetivo. Comencémos:

género2

4. Los sustantivos que acaban en -i o -u se comportan al formar el femenino como sustantivos comunes al género. Recordemos que los sustantivos comunes al género son aquellos que comparten la misma forma para el masculino y el femenino, y el artículo o los adjetivos que lo acompañan son quienes expresan el género.

Ejemplos: el/la maniquí, el/la gurú.

5. Los sustantivos cuya terminación es la –y normalmente son de creación reciente y funcionan como sustantivos comunes en cuanto al género, por ejemplo el/la yóquey. Destacamos la palabra rey con femenino reina.

6. A los sustantivos terminados en –or les corresponde un femenino acabado en –ora.

Ejemplos: redactor / redactora, tutor / tutora, leñador / leñadora.

Existen palabras acabadas en –or que forman su femenino mediante el sufijo culto –triz. Como es el caso de emperador / emperatriz o actor / actriz.

7. Los sustantivos acabados en las terminaciones -ar, –er, -ir o –ur generalmente forman su femenino como sustantivos comunes al género, aunque también es posible encontrar femeninos terminados en –esa o –a.

Ejemplos: el/la militar, el/la sumiller, el/la faquir, el/la augur, juglar / juglaresa, el/la líder o lideresa, el/la mercader o mercadera (no frecuente).

8. Aquellos sustantivos terminados en –n y –s generan su femenino en la mayoría de las ocasiones añadiendo una –a al sustantivo masculino. Este es el caso de palabras como capitán / capitana, dios /diosa. Encontramos algunas excepciones como barón / baronesa, histrión / histrionisa, el/la rehén, el/la barman.

9. Los sustantivos cuya terminación en género masculino es –l o –z suelen formar su femenino como sustantivos comunes en cuanto al género.

Ejemplos: el/la corresponsal, el/la cónsul, el/la juez, el/la portavoz.

Aún así, algunos de estos sustantivos están formando femeninos terminados en –a con un cierto grado de aceptación: concejala, jueza, bedela.

10. Los sustantivos terminados en consonantes que no son las mencionadas hasta ahora forman su femenino como sustantivos comunes en cuanto al género.

Ejemplos: el/la chef, el/la pívot.

Como excepción tenemos la palabra abad que forma su femenino añadiendo el sufijo –esa (abadesa).

11. En general, los sustantivos que indican grados militares forman su femenino como nombres comunes en cuanto al género.

Ejemplos: el/la coronel, el/la cabo, el/la teniente.

12. Cuando la profesión o cargo se designa con un sustantivo y un adjetivo, ambos deben coincidir en el género según el sexo de la persona nombrada.

Ejemplos: el detective privado / la detective privada, el primer ministro / la primera ministra.

Recuerda que para completar esta información debes leer la primera parte de este artículo en este enlace: Género femenino en profesiones, títulos y cargos (I).

Categorías: Gramática