Lengua

Inicio Gramática Locución conjuntiva

Locución conjuntiva

Publicado por Pablo

Una locución es un fenómeno gramatical que consiste en la unión de dos o más palabras, que si bien siguen formalmente separadas, empieza a actuar gramatical y léxicamente como una sola, adoptando un significado propio. De esta forma, las originales dos o tres palabras pierden sus funciones, y el nuevo conjunto adopta una nueva función. Según sea esa función, la locución recién creada será de un tipo o de otra.

locucion-conjuntiva.jpg

De esta guisa, cuando la mencionada locución adquiere las funciones de una conjunción, se llamará locución conjuntiva. Así pues, podemos definirlo como sigue: una locución conjuntiva es un grupo de palabras que desempeña la función de una conjunción, y que actúa como tal en una oración compuesta.

En la lengua española, las locuciones conjuntivas son bastante comunes, y suelen formarse cuando a una preposición se le une un verbo en infinitivo. Por ejemplo: la preposición «al» más un verbo en infinitivo termina generando expresiones como «al cantar el gallo» o «al caer el sol»; la preposición «de» más un verbo en infinitivo puede generar una expresión como «de venir [tu amigo]», o «de ser yo» (equivalente a «si fuera yo»
la preposición «con» unida a un verbo en infinitivo termina generando expresiones como «con ser [el mejor, ¿qué consigues?]»; la preposición «por», cuando va seguida de un verbo en infinitivo, puede generar locuciones del tipo «por ser [como eres]» o «por venir [tarde]».

Con todo, no todas las locuciones conjuntivas han de seguir esta esquema, aunque sea el más popular. Más allá del mismo existen otro tipo de locuciones más imaginativas y elaboradas, y por lo tanto, también más complejas. Examinemos, por ejemplo, el caso de «en la medida que», o «en la medida en que», locución de profunda elaboración.

Compuesta por cuatro o cinco palabras (pues ambas formas son igual de correctas), esta locución no sólo es una de las más largas que existen, sino que exige ciertos atributos a las partículas que la rodean. Por ejemplo, la oración siguiente ha de ir obligatoriamente en forma subjuntiva, si es que la locución tiene carga condicional (que es lo habitual). Por ejemplo:

En la medida que sea [cierto…]
En la medida que [vayáis vosotros, iré yo también]

En estos casos, la locución conjuntiva es substituible por el condicional «si» (si es cierto en la primera; si vais, iré en la segunda).

Una variación de esta locución se construye con la preposición «a», de forma que diríamos «a medida que se desarrollen los acontecimientos, [etc]».

Categorías: Gramática