Lengua

Inicio Literatura Antonio Buero Vallejo

Antonio Buero Vallejo

Publicado por Aroa Plaza


El dramaturgo Antonio Buero Vallejo llega al mundo en el año 1916 en Guadalajara (España). Su vocación por la pintura le llevó a cursar estudios de en la Escuela de Artes de San Fernando en la provincia de Madrid. Tras la Guerra civil que asoló España, el escritor es condenado a muerte, sentencia que no llegó a cumplirse al recibir un indulto. En el año 1971 entró a formar parte de Real Academia Española y a lo largo de su carrera recibiría múltiples premios en reconocimiento a su trabajo, entre ellos el premio Cervantes en 1896, ya que es considerado el escritor de teatro más importante de la posguerra. Finalmente, el autor muere en el año 2000, recién estrenado el siglo XXI, en la capital madrileña.

000502164

En su obra, Antonio Buero Vallejo realizó una vuelta a la problemática social, a un realismo que en el que el autor alzaba su voz para criticar los conflictos creados por la sociedad y el hombre. Para el estudio de su obra podemos establecer diferentes etapas. Veamos:

1. Etapa realista.

En esta etapa encontramos títulos como Historia de una escalera, sin duda la obra más conocida de este autor y una de las más relevantes del teatro posterior a la Guerra Civil, Hoy es fiesta o En la ardiente oscuridad.

En Historia de una escalera podemos ver la vida de un grupo de vecino que vive en un edificio en Madrid y como estos son incapaces de mejorar y evolucionar para alcanzar una mejor situación. Vemos como los sueños de estas personas se frustran y se estrellan, pues de antemano ya tienen marcado un determinado futuro.

Hoy es fiesta nos presenta como temas principales la esperanza que reside en todo ser humano, así como la capacidad para perdonar que este posee.

En la ardiente oscuridad, el dramaturgo muestra una serie de personajes que no poseen el sentido de la vista, emplea pues la ceguera como símbolo de las limitaciones que el hombre encuentra al intentar librarse de la realidad que le rodea.

2. Etapa simbolista.

En ese momento surgen obras como la titulada El concierto de San Ovidio, donde el autor vuelve a emplear la ceguera como característica de sus personajes, esta vez es una orquesta al completo, para hablar sobre el tema de la libertad y la lucha del hombre por hallarla.

3. Etapa de reflexión histórica.

En esta etapa, el autor medita sobre España y escribe obras como Un soñador para el pueblo, donde habla del motín de Esquilache; Las meninas, centrándose en la figura de Velázquez; El sueño de la razón, donde recapacita sobre otro pintor, Goya, y La detonación, reflexión acerca del escritor Mariano José de Larra.

4. Última etapa.

Aquí, Antonio Buero Vallejo se vuelca en el uso de la subjetividad y escribe obras como El tragaluz, La fundación, Caimán, Diálogo secreto o La doble historia del doctor Valmy. La primera de ellas su puso una obra de gran originalidad en el momento de su nacimiento, puesto que dos personajes del futuro invitan a viajar en el tiempo y vivir la terrible historia de una familia en la época de la dictadura franquista.

En el teatro de Buero Vallejo tiene especial importancia el texto, su estilo es sencillo y sobrio con el fin de expresar un mensaje claramente humanista. Pero el hecho de que el estilo sea austero, no impide que el autor introduzca en sus obras efectos visuales y sonoros que potencian la identificación del espectador con lo que el personaje siente en su interior.

Categorías: Literatura