Lengua

Inicio Literatura La lengua literaria de Quevedo

La lengua literaria de Quevedo

Publicado por Aroa Plaza


En el artículo de hoy vamos a hablar de la lengua literaria que el excelente escritor Francisco de Quevedo empleaba en sus obras. Recuerda, que dada la importancia de este autor, puedes leer otros artículos relacionados con él pinchando en los siguientes enlaces: Francisco de Quevedo, El Buscón, de Quevedo.

bar

Si pensamos en Francisco de Quevedo inmediatamente asociamos su nombre al conceptismo del Barroco, ese fenómeno artístico que emplea esencialmente el pensamiento abstracto y elige preferentemente aquellos elementos que poseen una base racional, es decir, pone especial atención al contenido condensándolo en formas breves y a través de múltiples símbolos. Encontramos, también, en este tipo de literatura juegos de palabras que muestran gran ingenio, paradojas, frases chistosas, sentencias, antítesis, etc. Se busca la agudeza verbal. El posicionamiento de Quevedo del lado del conceptismo lo enfrenta con la otra forma artística destacable de este período, el culteranismo; y, en consecuencia, con su máximo representante, Luis de Góngora, cuyo estilo es ridiculizado por Quevedo en escritor como Aguja de navegar cultos. El culteranismo se mueve plano sensorial y pretende construir un mundo en el que la belleza sea absoluta; por ello, presta gran atención a la forma y no tanta al contenido. Los cultismos, la metáfora, las alegorías, una gramática rebuscada y la ornamentación son las piezas clave para crear esa belleza tan ansiada por esta corriente artística.
La poesía de Quevedo se opone, pues, al culteranismo y se presenta como algo original dentro de la poesía que se producía en aquel momento. Quevedo abraza el conceptismo al emplear esos ingeniosos juegos de palabras, los símbolos, las agudezas, etc., que citamos en el párrafo anterior, y, cómo no, al conceder una importancia fundamental al “qué” frente al “cómo”.

Sobre todo en la poesía satírica, Quevedo crea una nueva realidad caricaturizada a través del lenguaje, es capaz de contemplar el mundo desde una perspectiva deformada y única. Así, por ejemplo, las penurias y estigmas de las clases sociales más bajas se observan de un modo objetivo y se convierten en materia cómica.

Algunos de los procedimientos lingüísticos que Quevedo emplea son:

1. En el léxico.

– Tanto en el habla popular como en el habla culta, Quevedo da a las palabras nuevos significados.
– Asocia los significados de palabras de un modo impensable.
– Mediante la unión de prefijos, sufijos y lexemas construye palabras cuyo fin es parodiar la realidad.

2. En la sintaxis.

– Proporciona un nuevo sentido a expresiones hechas del lenguaje con el objetivo de expresar dobles sentidos y una ruptura del orden convencional.
– Crea sintagmas donde tanto el núcleo como el adyacente son sustantivos.

3. En la retórica.

– Emplea diferentes recursos retóricos como por ejemplo la hipérbole exagerada, las enumeraciones, la prosopopeya, los juegos de palabras (dilogías, calambures, etc.), y las metáforas degradantes.

Hasta aquí llega el artículo dedicado al lenguaje de las obras de este autor del Barroco. Como es natural, te recomendamos que te acerque a las páginas de sus libros para observar lo expuesto en estas líneas. ¡No dejes de leerlo!

Categorías: Literatura