Lengua

Inicio General, Literatura Métodos de crítica literaria (II)

Métodos de crítica literaria (II)

Publicado por Aroa Plaza


Continuando el tema iniciado en el artículo anterior (Métodos de crítica literaria), hoy exponemos algunas ideas acerca de otros métodos que se emplean en esta disciplina: el enfoque sociológico y el estructuralismo. Comencemos, pues:

slide-1-638

– El enfoque sociológico.

Este método se basa fundamentalmente en la idea de que la sociedad influye en gran medida en la creación de la obra literaria. Así, partiendo de este pensamiento, el enfoque sociológico centra su atención en el estudio e investigación de las circunstancias en las que se gestó la obra y que, claramente, influyeron en su composición. Es evidente que la literatura es producto de la sociedad y que es esta misma sociedad quien recibe la obra para su disfrute; por tanto, es clara la relación que existe entre sociedad y creación artística. La influencia que la sociedad ejerce en la obra literaria puede manifestarse de varios modos, veamos:

a) El escritor que vive en una determinada sociedad plasmará en su obra aquellos hábitos, prejuicios, leyes, tradiciones, etc. que existan en ella; para ello, puede seguir dos caminos distintos: el camino de la asimilación o el camino del rechazo.

b) En la composición de una obra es posible que el autor piense en aquel lector profesional, llamado crítico, y de que alguna manera haga su trabajo bajo la influencia de la valoración de sus palabras por partes de estos. De esta manera, la crítica también influiría en el proceso de creación de la obra de arte.

c) Un tipo de literatura en el que la sociedad tiene una fuerte presencia es la literatura comprometida; en ella, el autor plasma las preocupaciones, inquietudes, circunstancias y vivencias que la sociedad del momento experimenta, a la vez que denuncia injusticias sociales o ataca ciertos pensamientos.

Los marxistas hicieron uso de este método en su vertiente más ortodoxa porque era conveniente para la confirmación de sus principios ideológicos. Pero, evidentemente, no han sido los únicos en emplearlo, ya que el enfoque sociológico en menor o mayor medida es frecuente en gran parte de la crítica literaria.

– El estructuralismo.

A los críticos estructuralistas no les interesa ni la sociedad en la que nace la obra ni la vida del autor que la ha escrito. Tampoco se interesa por las fuentes que han servido de inspiración al autor ni la psicología del escritor. Para el estructuralismo lo importante es la obra en sí misma; por tanto, es un método claramente inmanente.

Ferdinand de Saussure es el iniciador del estructuralismo lingüístico y a partir de sus planteamientos surge la crítica literaria estructuralista, que traslada los métodos y pautas del estructuralismo lingüístico a lo literario.

Este método se basa principalmente en los apartados siguientes:

a) La obra literarias es considerada un sistema se signos, que son solidarios e interdependientes.

b) La obra literaria posee una estructura perfectamente enlazada. Los elementos que la componen se hallan bien organizados y distribuidos. Ninguno es superfluo y todos son dependientes los unos de los otros.

c) La crítica estructuralista rechaza de plano la popular división forma – contenido.

Categorías: General, Literatura