Lengua

Inicio Figuras literarias, Literatura, Poesía La métrica de un poema (I)

La métrica de un poema (I)

Publicado por Lourdes

En este post vas a aprender a analizar la métrica de un poema. Esto consiste en contar las sílabas de cada verso, pero estas sílabas no son las que conoces normalmente, sino que se trata de las sílabas poéticas, las cuales tienen sus propias reglas que debes conocer para poder hacer el análisis correcto.

Existen diferentes parámetros que debes tener en cuenta a la hora de medir un verso poético: la sinalefa, el hiato, la dinéresis, la diéresis y en qué letra termina la última sílaba del verso.

LA SINALEFA: para que se produzca la sinalefa tienen que cumplirse varias cosas:
– que una palabra acabe en vocal (a, e, i, o, u,) o en i griega (y).
– que la palabra que ésta tenga a continuación empiece por vocal (a, e, i, o, u,) por i griega (y) o por hache muda (h)
Cumpliéndose todas estas condiciones nos estaríamos encontrando con una sinalefa y el conjunto de esas sílabas se contaría como una sola.
Ej. Que en manos del tigre salté: queen / ma / nos / del / ti / gre / sal / té = 8 sílabas.

Pero, como suele ocurrir, también hay excepciones:
– Si cumpliendo las condiciones que he mencionado antes, resulta que esas sílabas que íbamos a poder unir son tónicas, no se podrá formar una sinalefa.
Ej. Leí alto: le / í / al / to = 4 sílabas (la última sílaba de la palabra leí, í, es tónica y la primera sílaba de la siguiente palabra, alto (al) también lo es, por lo tanto estas dos sílabas no forman una misma, sino que se cuentan por separado.

– Otra manera de que no haya sinalefa es que el autor del poema lo haya decidido así. Cuando ocurre esto, hay veces que no es muy fácil distinguirlas, pero hay que tener en cuenta que en ciertas ocasiones para que cumpla las reglas exactas de las características de un tipo de estrofa, los versos deben medir un determinado número de sílabas y por esta razón, deducimos que el autor no tiene más remedio que hacer esta «trampa». llamada «licencia poética».

– Aunque se dé el caso de que la última sílaba de una palabra acabe en vocal o «y» y la siguiente palabra comience por hache muda, si ésta va unida a los diptongos: ia, ie, ue, ui, no se podrá formar una sinalefa.
Ej. polvo, sudor y hierro- el Cid Cabalga: pol / vo / su / dor / y / hie / rroel / cid / ca / bal / ga

Dentro de las sinalefas existen diferentes tipos:
Sinalefa: cuando las vocales que aparecen en ella son dos.
Ej. Alto y claro: al / toy / cla /ro
Sinalefa múltiple o doble: cuando en ella se unen tres o más vocales que pertenecen a dos o tres palabras diferentes:
Ej. y aunque no vayas yo iré: yaun / que / no / va / yas / yoi / ré (en la sínalefa «yaun» se aparecen tres vocales de dos palabras diferentes)

Para seguir con la explicación tendrás que esperar a los próximos días y en ellos te iremos explicando el resto de parámetros métricos que debes conocer perfectamente para poder hacer un análisis métrico correcto.

Categorías: Figuras literarias, Literatura, Poesía