Lengua

Inicio Literatura Murasaki Shikibu

Murasaki Shikibu

Publicado por Lourdes

200px-Tosa_Mitsuoki_001En el artículo de hoy de la Guía de la lengua 2000 podrás leer la biografía de la autora japonesa Murasaki Shikibu quien nació en el año 978 y murió en el 1014.

Murasaki Shikibu fue hija de un hombre modesto que pertenecía a la mediana nobleza de esa época de Japón. Además, fue nieta de un famoso poeta japonés llamado Fujiwara no Kanesuke, autor de las lengendarias poesías «waka», con lo que ya tenía en sus genes el talento literario.

Musasaki destacó desde pequeña por ser una niña muy aplicada e inteligente. Pero, a pesar de poder haber disfrutado de una niñez plena, ya que tenía total acceso a la librería familiar, no tuvo una infancia feliz ya que sufrió dos grandes pérdidas que la marcaron que fueron: la muerte de su padre y su hermana mayor.

Cuando, años después, contrajo matrimonio con un señor que pertenecía a la misma clase social, llamado Fujiwara no Nobutaka, éste murió dejándole una hija, con lo que el sufrimiento de la autora no cesó.

Pues bien, bajo estas circunstancias tan tristes, Murasaki Shikibu escribió su novela «El raleto de Genji» con la que alcanzó la fama, razón por la que Fujiwara no Michinaga, que era el regente del Imperio, decidió nombrar a la autora, dama de compañía para la corte de la Emperatriz Shoshi.

Un año después de vivir esta nueva experiencia, Murasaki Shikibu falleció.

La tumba de esta autora se encuentra en la ciudad de Kioto, el mismo lugar en el que los personajes que esta gran novelista creó para sus obras solían encontrarse.

Esta autora es mundialmente conocida por ser una de las mejoras novelistas clásicas de la literatura japonesa. Además, trató un género que en esa época apenas había sido tocado, el de la novela psicológica. Y es que, Murasaki Shikibu, aprovechó toda la curiosidad que la alta sociedad de la época le despertaba, tanto por su esplendor como por su hipocresía, y le sirvió para inspirar su legendaria novela y reflejar de una forma totalmente realista lo que una mujer enmarcada en un contexto antiguo y hermético japonés podía sufrir viviendo bajo las obligaciones, presiones y tradiciones características de la sociedad machista y patriarcal de esa época.

Esta obra, cuyo nombre japonés es «Genji monogatari» es un relato realmente extenso que consta de cincuenta y cuatro capítulos distribuidos en cuatro mil doscientas páginas. La temática principal sobre la que gira la trama de los personajes es la de las relaciones poligámicas y amorosas. El personaje principal, Genji, fruto de un emperador y una chica de una clase social baja, mantiene relaciones sexuales con la que era su madrastra. Además de esto, pasa por diferentes experiencias vitales como un ascenso social, su descenso, su exilio y su vuelta a su ciudad de origen. En conclusión, esta obra representa en su totalidad a los diferentes estratos sociales del Japón de esa época.

La autora pasó a la historia con esta obra gracias a su tono melancólico y triste contrastado con la belleza de su pluma.