Lengua

Inicio Literatura Virginia Woolf (II)

Virginia Woolf (II)

Publicado por Lourdes

las olasEn el artículo de ayer empezamos a analizar la vida y obra de una de las autoras británicas más importantes de su panorama literario, Virgnia Woolf. Si no pudiste verlo, no te preocupes pues puedes acceder a él presionando el enlace directo que te faiclitamos en la siguiente línea:

Virginia Woolf

Pues bien, en la última parte del artículo anterior contamos cómo el grupo de amigos del hermano de Virginia Woolf, con el que ésta vivía, se reunía para hacer charlas intelectuales. Pues bien, este grupo tenía una serie de características concretas que eran: la de buscar continuamente el conocimiento y la excelencia estética como si fueran los principios sobre los que basar la existencia del ser humano y una lucha por no conformarse con lo que la política y la presión social imponía.

En el año 1912 contrajo matrimonio con Leonard Woolf, un economista que pertenecía a este grupo de intelectuales. Pues bien, en el año 1917, ambos fundaron una editorial muy famosa llamada Hogarth Press la cual se encargó de hacer las ediciones de las obras escritas por Virginia Woolf y la de otros célebres autores como Katherine Mansfield, T. S. Elliot o Sigmund Freud.

Woolf marcó desde el primer momento su intención de dar un giro radical a lo que hasta el momento había sido la novela británica. Un claro ejemplo de ello fueron sus primeros títulos “Viaje de ida” y “Noche y día” con la aplicación de nuevas técnicas como el subordinar los pesonajes y las acciones y una descripción diferente de los escenarios y los protagonistas clásicos. A pesar de todo esto, la crítica no valoró en gran medida estas obras.

Pero no tuvo que pasar mucho tiempo para que sí lo hiciera, ya que cuando Virginia Woolf publicó sus obras tituladas “La señora Dalloway” y “Alfaro” no pararon de aparecer los elogios por todas partes debido a su literatura tan original. Algunos de los aspectos técnicos que más destacaron de estos títulos fueron la ambición de su autora por experimentar continuamente con el arte literario llegando a incorporar en la prosa ciertos aspectos que eran inherentes a otro género, el de la poesía. Con respecto al objetivo que quería conseguir con sus obras, estaba mucho más orientado a la conciencia que a la acción o la intriga.

Otra característica con la que Virginia Woolf jugaba en sus obras era la del tiempo narrativo ya fuera la época o la evolución y el paso del tiempo reflejados en los personajes, todo ello reflejaba su clara influencia por el filósofo Henri Bergson.

De este modo, en su obra titulada “Orlando”, demuestra de una manera libre algunas épocas diferentes de su personaje principal: Vita Sackville-West.

Por su parte, en la obra “Las olas”, manifiesta las distintas etapas psicológicas por las que pasa la mente de seis personajes distintos.

Virginia Woolf también compuso críticas literarias y escribió dos biografías: la primera referida a las vivencias de la familia Browning desde la perspectiva de su perro llamado Flush; y la segunda, la cual describía la vida de un crítico llamado Robert Fry.

Por último, merece la pena destacar sus ensayos feministas como el titulado “Una habitación propia”

Virginia Woolf padecía una enfermedad mental, razón por la cual fue ingresada en un centro especial en diferentes ocasiones y en el año 1941 apareció su cadáver en el río Ouse.