Lengua

Inicio General Las nuevas tecnologías en la comunicación y la educación

Las nuevas tecnologías en la comunicación y la educación

Publicado por Aroa Plaza


Las nuevas tecnologías de la comunicación han suscitado un gran interés en la vida moderna, y en consecuencia muchas han sido las opiniones vertidas a cerca de este tema. Como en toda controversia, existen detractores y defensores que tratan de validar sus posturas con toda clase de argumentos.

ordenador

Ante la novedad siempre surge el miedo a lo desconocido y las posibles consecuencias que consigo pueda acarrear. Las nuevas tecnologías para sus detractores entrañan terribles peligros que acechan al ser humano. La industria de las tecnologías de la información representa un gran poder económico para aquellos que la controlan marcando sus directrices y su desarrollo, por tanto representan una amenaza. El ordenador puede convertirse, según Roszak, en una máquina de vigilancia que coarte nuestra libertad, en una máquina de sondear e incluso en una máquina de gobierno que se convertiría en el rector de la vida del hombre.

Otro de los peligros del ordenador es su capacidad para sustituir al hombre en su puesto de trabajo, y ya existen una serie de empleos en los que el ordenador ha sustituido al trabajador. En el campo de la educación todavía no se ha reemplazado la figura del profesor por cualquier tipo de máquina, pero esto no significa que no sea posible ni que algún día pueda suceder. En relación con la desaparición del profesor también es preocupante la pérdida de la antigua idea de escuela. Por tanto, sería importante analizar hasta qué punto pueden las nuevas tecnologías variar nuestra concepción de la realidad.

Las grandes corporaciones transnacionales presentan sus productos tecnológicos como el gran remedio a los problemas del hombre. Pero desde su atalaya, estos centros de poder confunden y anulan a la opinión pública sin mostrar el lado negativo de estos nuevos sistemas.
Y si el poder económico que confiere el control de estas nuevas tecnologías se concentra en unos pocos, el número de usuarios tampoco está repartido equitativamente; la mayoría de ellos se encuentran en los Estados Unidos, mientras que en algunos países las instalaciones son precarias o inexistentes. Tal vez, sea ésta otra demostración de superioridad del “mundo civilizado” sobre ese otro mundo subdesarrollado. También se plantea aquí la posible invasión de la ideología occidental en ese mercado aún por conquistar, que sin duda reportaría grandes beneficios a las grandes potencias controladoras de este tipo de industria.

También se ha señalado como el uso creciente de las nuevas tecnologías relega a un segundo plano otras actividades y hábitos, cambiando así, en cierto modo, la vida del hombre. Incluso, afectando a las relaciones sociales y familiares.

Pero como ya hemos señalado, también las nuevas tecnologías tienen defensores que exponen las ventajas y beneficios de su inclusión en nuestras vidas.

Está claro que internet ha supuesto un gran avance en la comunicación a distancia, pero a pesar de ello no está libre de críticas y se ha presentado como una forma fría y deshumanizada de comunicación. Para los adeptos a internet, esta afirmación está lejos de la verdad y sostienen que la red es un lugar de encuentro donde se potencian las libertades, se vierten opiniones y se crean relaciones entre las personas.

En la educación, como en otros campos, las nuevas tecnologías comportan una mejoría en los métodos de educación. Por eso, es necesario que el profesor se desenvuelva en esta área para ofrecer una mejor calidad de enseñanza y no quedar anclado en el pasado.
Éste es uno de los beneficios que las nuevas tecnologías ofrecen, pero sin duda hay más. Otra ventaja de la tecnología es el incremento de productividad. Y si algunos culpan a las nuevas tecnologías de causar desempleo por la disminución de trabajos manuales, otros aseveran que el aumento de puestos cualificados de gestión aminora el número de desempleados. Por tanto, la tecnología impulsa la preparación y cualificación para la obtención de un puesto de trabajo.
Según Sáenz de Miera, la revolución informática es una oportunidad inmejorable para acomodarse y beneficiarse de los cambios. Estos cambios tecnológicos producen miedo y rechazo, pero hay que enfrentarse a ellos con una mentalidad abierta y sin aferrarse al pasado de una manera irracional. Para entender estas nuevas tecnologías y poder obtener un beneficio de ellas hay que analizarlas desde la razón.
La tecnología también supone otro modo de fantasía, la creatividad ha alcanzado otros parámetros. A propósito de esto, Norbert Bols en Bär señala que esta nueva idea de fantasía es sólo un desplazamiento, un nuevo paradigma, una nueva forma de pensar y no tiene por qué ser alienante.

Categorías: General