Lengua

Inicio Lingüística La comunicación

La comunicación

Publicado por Aroa Plaza

En este artículo vamos a abordar el tema de la comunicación y los elementos que intervienen en el acto comunicativo. Empezaremos diciendo que la comunicación es el acto en el que se produce el intercambio de cualquier tipo información entre dos o más sujetos. Este acto resulta de vital importancia para el ser humano, ya que a través de ella el hombre se relaciona con el mundo que lo rodea. Además, se trata de un rasgo que lo define, porque aunque la comunicación no sea algo exclusivo del ser humano, pues también existe comunicación, por ejemplo, entre animales, ningún otro sistema de comunicación alcanza el grado de complejidad de la comunicación entre humanos.

El lenguaje es la herramienta de la que se sirve el ser humano para establecer la comunicación. Este puede manifestarse de dos maneras, como lenguaje verbal (tanto de forma oral como de forma escrita) o como lenguaje no verbal (a través de gestos, imágenes, sonidos, etc.).

comunicación

En todo acto de comunicación existen una serie de elementos necesarios para que la el intercambio de ideas, sentimientos, razonamientos, etc., se produzca. Veamos uno por uno estos elementos que aparecen en todo acto comunicativo:

Comenzaremos señalando que para que exista comunicación debe haber un contenido informativo que se quiera transmitir, este contenido es el mensaje. El emisor es quien se encarga de codificar, confeccionar y lanzar este mensaje que se desea trasladar. Para que la comunicación se lleve a cabo será necesario que alguien recoja este mensaje, que tendrá que descodificar y descifrar, este será el receptor. Para ello, emisor y receptor deberán compartir un sistema de signos, que será el código. Este mensaje se transmitirá a través del canal (aire, papel, teléfono, etc.). Y todo ello se producirá en un contexto, es decir, en unas determinadas circunstancias.

En todo acto de comunicación puede existir una serie de elementos que dificulten que este acto se lleve a cabo (mala pronunciación, mala letra, un mensaje ambiguo, etc.), esto se conoce con el nombre de ruido. Para contrarrestar el ruido se emplea la redundancia, que consiste en añadir información que en principio no es necesaria ( se repiten palabras, se empelan muletillas, se acude a la sinonimia, etc.).

A continuación, vamos a palntear un ejemplo que ayude a su comprensión:

Situación comunicativa: “María se encuentra en el aeropuerto de Madrid y le dice a Pedro por teléfono que su vuelo sale a las cuatro de la tarde”. Observemos cuáles son los elementos de la comunicación aquí:

– El emisor en este acto comunicativo es María, que es quien codifica, confecciona y lanza el mensaje.

– El receptor será Pedro, que es quien recoge, descodifica y descifra ese mensaje.

– El mensaje que se transmite en este acto comunicativo es que el vuelo de María sale a las cuatro de la tarde.

– El código, que tanto María como Pedro conocen, es en este caso el idioma español.

– El canal por el que se transmite el mensaje es el teléfono.

– El contexto donde se produce la llamada telefónica de María a Pedro es el aeropuerto de Madrid.