Lengua

Inicio Lingüística Comunicación asperger

Comunicación asperger

Publicado por Lourdes

El síndrome de Asperger es una modalidad del autismo que abunda mucho más de lo que creemos en nuestra sociedad. Las personas que padecen esta enfermedad se enfrentan a un muro social y lingüístico que te vamos a desarrollar en el artículo de hoy.

Uno de los primeros problemas de las personas que padecen Asperger es que tienen dificultades para entender las instrucciones u órdenes que son dirigidas hacia él y al grupo al que pertenece.
Como son muy inteligentes han aprendido a disimular que entienden perfectamente lo que se le está pidiendo y acaban imitando el comportamiento de sus compañeros porque saben que eso es lo correcto y así no llamarán la atención, lo que es algo que no les agrada en absoluto.
Sin embargo, este comportamiento hace que cada vez tengan menos motivación por intentar comprender lo que se le está diciendo y se acomoden sin saber lo que realmente está haciendo y por qué.

aspe

Por otro lado, hay algo que suele ocurrir en los colegios cuando los maestros se encuentran con un caso de Asperger y es que aunque a priori parece que estos niños son extremadamente inteligentes y poseen un extenso léxico dentro de su vocabulario, lo que es cierto, se da por hecho por esta razón, que tienen un nivel superior de inteligencia y que por lo tanto no van a tener ningún problema en entender los conceptos abstractos como la amistad, el cariño, el odio o la vergüenza. Sin embargo, ocurre todo lo contrario, es decir, las personas que padecen Asperger tienen serias dificultades a la hora de entender estos conceptos.
Lo mismo les ocurre con algunos fenómenos lingüísticos que utiliza la lengua como la metáfora, los chistes o el sarcasmo ya que ellos entienden el lenguaje de una forma totalmente literal, es decir, no saben leer entre línear, ni ver segundas intenciones ni interpretar un juego de palabras. Ante uno de los fenómenos lingüísticos mencionados anteriormente, el Asperger entenderá las palabras de la frase pero evidentemente no el sentido que tienen en realidad. Un ejemplo claro de esta situación sería la siguiente:

«¿Podrías pasarme el lápiz?»
En esta oración lo que realmente se está diciendo no es si esa persona tiene la capacidad física de coger el lápiz y pasárselo a su compañero, sino que directamente se le está pidiendo que le preste el lápiz. Ante una oración que para el resto del mundo resulta evidente, fácil y claramente comprensible, la persona que padezca Asperger te contestará que sí, pero seguirá con su tarea y no te prestará al lápiz, sino que simplemente contestará a una pregunta verbalmente sin más.

En el artículo de mañana continuaremos con el resto de problemas de comunicación que presentan las personas que padecen Asperger.

Categorías: Lingüística