Lengua

Inicio Adverbios, Gramática Adverbios interrogativos

Adverbios interrogativos

Publicado por Pablo

advinterrogativos.jpgLos adverbios sirven para añadir información a la significación de los verbos. Cumplen de ese modo una labor fundamental, una labor que además resulta muy similar a la que los adjetivos desempeñan hacia los sustantivos: donde éstos, en efecto, complementan al sustantivo, los adverbios hacen lo propio pero con el verbo. No es de extrañar, teniendo esto en cuenta, que algunos lingüistas hayan denominado a los adverbios con el original eslogan “los adjetivos del verbo”.

Aunque esa y no otra sea su labor principal, nunca debemos olvidar que los adverbios también están para ser complementos de los adjetivos, cosa que hacen bastante a menudo. En otros casos menos comunes, pero que tampoco nos han de resultar raros, los propios adverbios puedan complementar a otros mismos de su misma clase, es decir, a otros adverbios.

Por lo general, ocurre que la mayoría de los lingüistas ha optado por dividir internamente a los adverbios según su significado, o semánticamente. Por lo tanto, han quedado establecidas las categorías adverbiales que todos conocemos, habiendo adverbios de tiempo, lugar, afirmación, duda, modo, etcétera. Sin embargo existe otra subdivisión bastante más exacta científicamente, que consisten en dividir a estas palabras entre adverbios calificativos -que, tristemente, son casi todos, lo que le resta utilidad práctica a la clasificación-, adverbios demostrativos, adverbios relativos y adverbios interrogativos.

Estos últimos son extremadamente particulares, hasta tal punto que sólo podemos distinguir cuatro o cinco de ellos. Son, como los adverbios relativos, muy escasos. Y es que resultan ser prácticamente los mismos de las que ya hablamos cuando nos ocupamos de los mencionados adverbios relativos, con la salvedad de que ahora van con tilde, al comienzo de la oración, y por tanto en forma interrogativa. Estos son:

cuándo

cuánto

dónde

cómo

adónde

Aunque lo mejor será hacernos una idea más exacta exponiendo algunos ejemplos:

¿Cuándo te informaron por primera vez de este asunto?

¿Cuánto te dijeron que costaba el hotel?

¿Dónde has estado últimamente? ¡No hay quien te encuentre!

¿Cómo has sabido la manera de solucionar este problema?

¿Adónde has mandado a esa pobre chica?

Salta a la vista que, para que un adverbio sea de tipo interrogativo, han de cumplirse algunas exigencias:

  • El adverbio ha de ir en posición inicial en la oración, abriéndola.
  • El adverbio ha de ir con tilde, diferenciándose así de su forma relativa.
  • El adverbio debe aportar información circunstancial de la acción verbal, lo cual, a diferencia de lo que ocurría con los relativos -que podían ser conjunciones si no la aportaban- aquí ocurrirá siempre.