Lengua

Inicio Gramática Construcciones pasivas

Construcciones pasivas

Publicado por Pablo

pasiva.jpgEn gramática, el sujeto de una oración puede ser o bien agente o bien paciente, o en otras palabras, puede ser quien ejerce la acción (su parte activa) o quien la recibe (su parte pasiva). A este conjunto de posibilidades se le llama voz gramatical, que puede ser activa o pasiva. Hoy vamos a explicar la segunda.

La voz pasiva se construye con el empleo del verbo “ser” en funciones de verbo auxiliar, y con el participio del verbo correspondiente. Así, por ejemplo, “comer” se transforma en “ser comido”, “visitar” en “ser visitado”, y “pensar” en “ser pensado”. Ni que decir tiene que la forma activa de la oración es, de largo, la más usada en español.

Pero sigamos con la relación entre ambas. Si algo tienen en común la voz activa y la voz pasiva es que son casi siempre intercambiables. En efecto, casi todas las oraciones pueden ser dichas en activa y en pasiva, pero hay alguna que otra regla que siempre se cumple.

Por ejemplo, cuando transformas una oración a la voz pasiva, las palabras que que en la forma activa eran la que recibían la acción se transforman ahora en el sujeto de la voz pasiva. Veamos algún que otro ejemplo:

Mario llama a varios de sus amigos para jugar un partido de fútbol

Varios de sus amigos son llamados por Mario para jugar un partido de fútbol

“Varios de sus amigos”, que en la forma activa era un complemento verbal de “llamar”, en la oración pasiva se ha convertido en el sujeto de la oración. Pero no es ese el único cambio.

En el primer caso, en realidad, el sujeto de la oración es “Mario”, y este sujeto se conoce como sujeto agente (del latín agens, que significa hacer). Mario es el que “llama”, el que hace la acción. Por el contrario, cuando transformamos la oración a la forma pasiva, Mario deja de ser el sujeto activo (agente) de la misma, para convertirse en lo que llamamos sujeto paciente, pues es quien “sufre” la acción, quien la recibe.

A veces ocurre que el sujeto paciente no aparece en la oración, pues no interesa citarlo o no aportada nada o se sobreentiende quién es. En el caso anterior no es así, ya que es importante saber que fue Mario quien llamó a sus amigos. Pero en otros casos no es así.

La carretera ha sido construida con demasiada prisa

El turista fue secuestrado en el centro de la ciudad