Lengua

Inicio Adjetivos, Gramática Los adjetivos posesivos

Los adjetivos posesivos

Publicado por Pablo

Los adjetivos posesivos son aquellos que acompañan, complementan y actualizan al sustantivo añadiendo información relativa a la posesión. En realidad, son exactamente los mismos que agrupamos como el conjunto de pronombres posesivos, solo que al ir acompañando al nombre, y no sustituyéndolo, desempeñan la función adjetival en lugar de la función pronominal.

adjposesivos.jpg

Dicho esto, añadamos que existen dos tipos de adjetivos posesivos, que se diferencian en función de su presentación. Son los plenos y los apocopados.

Los posesivos plenos son: mío-a, tuyo-a, suyo-a, míos-as, tuyos-as, suyos-as, nuestro-os-a-as, vuestro-os-a-as y cuyo-os-a-as.

Los posesivos apocopados son los siguientes: mi, mis, tu, tus, su, sus

Sintácticamente, en cambio, no existe diferencia de facto entre los posesivos plenos y los apocopados. Sencillamente hemos de saber que habremos de usar los primeros (los plenos) cuando éstos se sitúen después del sustantivo al que acompañan, y los segundos (los apocopados) cuando queramos situarlos delante del mismo. En realidad, los posesivos apocopados, a pesar de ser una derivación de los plenos, son inmensamente más usados en la lengua común, y al contrario que los plenos, no necesitan de ninguna ayuda adicional para aparecer en la oración. En cambio, los adjetivos posesivos pleno no podrán hacer acto de presencia tras el nombre a menos que incluyamos, antes de éste, otro tipo de determinante (podemos decir “el libro mío”, pero no “libro mío”; o “aquellas piernas suyas”, pero no “piernas suyas”).

En otro orden de cosas, hemos de añadir que algunos de los posesivos citados anteriormente hacen referencia a un solo poseedor, otros indican la pertenencia a más de un poseedor, mientras que otros pueden hacer referencia a uno o a varios poseedores, de forma que sólo es posible distinguirlos en función del contexto en el que se sitúen.

Los posesivos que hacen referencia a un solo poseedor son: mi, mis, mío-os-a-as, tu, tus y tuyo-os-a-as.

Los posesivos que hacen referencia a más de un poseedor son: nuestro-os-a-as y vuestro-os-a-as.

Por último, los posesivos que pueden hacer referencia tanto a uno como a varios poseedores son: su, sus, suyo-os-a-as y cuyo-os-a-as.

Así, cuando decimos “sus libros son interesantes” podemos estar haciendo referencia tanto a los libros de él (de una persona), como a los libros de ellos (de varias personas).

Además, los adjetivos posesivos no son indiferentes a la persona gramatical, siendo mi, mis, mío-s, nuestro-s pertenecientes a la primera persona; tu, tus, tuyo-s y vuestro-s pertenecientes a la segunda; y su, sus, suyo-s y cuyo-s pertenecientes a la tercera. Esto es válido, como se ve, tanto para los posesivos plenos como para los apocopados.

Categorías: Adjetivos, Gramática

Un comentario para “Los adjetivos posesivos”