Lengua

Inicio Adjetivos, Gramática Los adjetivos verbales

Los adjetivos verbales

Publicado por Pablo

No existe una lista predeterminada de todos los adjetivos, sino que, más bien, la adjetivación es una función dentro de la oración que diversos tipos de palabras pueden cumplir. En ocasiones, la propia conjugación verbal termina dando frutos inesperados, como cuando el participio, una de las tres formas no personales del verbo (junto con el gerundio y el infinitivo), se convierte en un adjetivo y pasa a actuar como tal. En ese caso, lo llamamos adjetivo verbal.

adjverbal.jpg

El participio puede usarse como verbo en cláusulas absolutas tanto como verbo principal si se cumplen ciertos requisitos (en los cuales no entraremos aquí). Pero tiene un uso no verbal que es también muy usado. El participio, como adjetivo verbal, suele actuar como modificador o complemento del sustantivo de tipo predicativo o atributivo.

Por ejemplo:
Me pareció que tu padre estaba algo estropeado

En esta oración, el participio pasivo del verbo estropear actúa de modificador atributivo del sustantivo padre, o lo que es lo mismo, se ha convertido en adjetivo verbal.

Por su puesto, cuando un participio se convierte en adjetivo verbal, pasa a estar sometido a las mismas reglas de uso y concordancia a las que están sujetos todos los demás adjetivos (lo cual convierte a los participios en una de las tipologías de palabras más moldeables que existen, puesto que también están sujetos a los usos y concordancias verbales cuando actúan como tales).

Por ejemplo, si tomamos el ejemplo anterior y cambiamos el sustantivo padre por el sustantivo madre, nos queda lo siguiente:

Me pareció que tu madre estaba algo estropeada

Y si queremos referirnos a los dos, el resultado será este:

Me pareció que tus padres estaban algo estropeados

Es decir, el adjetivo verbal es adjetivo antes que verbo, y ha de concordar siempre con el sustantivo núcleo de su sintagma nominal.

Lo anterior significa que estos adjetivos también están sujetos a modificaciones de grado, tanto a través de modificadores adverbiales (muy, bastante, poco…) como de los sufijos -ísimo y -érrimo.

Tu amigo está muy perdido
Tu amigo está perdidísimo
Ese hombre es extrañísimo
Todo esto es bastante extraño

Además, los adjetivos verbales cuentan con una riqueza mayor que algunos otros adjetivos. Pueden ser complementados por otros sintagmas aumentando la complejidad de la oración, algo que no es posible hacer con todos los tipos de adjetivo. Por ejemplo:

He frito estos huevos con aceite
Tu amigo está enamorado de esa chica

Categorías: Adjetivos, Gramática

Un comentario para “Los adjetivos verbales”


  • Felicito a todos los autores que integran este sitio, por ser uno de los mejores en toda la informacion que manejan.
    Me ha sido de gran utilidad para mis hijos y yo.
    ojala sigan siempre.