Lengua

Inicio Gramática, Pronombres Pronombres tónicos

Pronombres tónicos

Publicado por Pablo

prontonicosAl contrario de lo que habitualmente nos ha enseñado la gramática tradicional, los pronombres no son exactamente “las palabras que sustituyen al nombre”. En realidad, las nuevas teorías gramaticales nos hay ayudado a entender la función pronominal de otra manera, y hoy podemos definir al pronombre como el núcleo sintagmático de un sintagma determinante.

Pero, exactamente, ¿qué es un pronombre y en qué se diferencia de otros tipos de palabras?. En realidad, el pronombre tiene una particularidad que lo hace único. Por lo general, la mayoría de las palabras que usamos en una oración tienen un referente fijo. A veces es externo, como en el caso de los sustantivos, a la propia oración. A veces no, pero en cualquier caso, para entender el significado de un sustantivo, un verbo o un adjetivo no tenemos que buscar ninguna otra palabra dentro de la propia oración, sino que éstas tienen su propio contenido léxico, su propio referente o auto-referente. En cambio, los pronombres carecen de ese referente fijo, y por el contrario disponen de uno de tipo variable. Los pronombres, en concreto, se relacionan con otras sintagmas que ya se han nombrado o cuya existencia puede averiguarse a través del contexto oracional. Esta propiedad responde al nombre de deíxis.

Los pronombres, pues, carecen de significado léxico, de la misma manera que cualquier elemento anafórico. Al ser de esta manera, los pronombres requieren de la presencia de un “antecedente” para poder aparecer en una oración. Y ese antecedente puede ser o bien “sintáctico” o bien “discursivo”, o lo que lo mismo, o bien explícito (dentro de la oración) o bien tácito (fuera de la oración).

Sabiendo ya todo lo anterior, podemos pasar a definir lo que nos ocupa en este artículo concreto. Un pronombre personal es, como sabemos, aquél que hace referencia directa a una persona, un animal o una cosa. Pero dentro de los pronombres personales existen diferencias, y hoy tratamos una muy concreta.

Los pronombres personales, cuando son tónicos, pueden actuar de diferentes maneras en una oración:

Como sujeto, como por ejemplo en esta oración: Tú cometiste un error

Como atributo, como por ejemplo en: El culpable eres tú

Como término de una preposición, como por ejemplo aquí: Si quieres, puedes venir con nosotros

La lista completa es la siguiente. Como sujeto o como atributo, tenemos yo, tú, él, nosotros, vosotros y ellos. Como término de una preposición, podemos usar mí, conmigo, tí y contigo.